La cadena hotelera Room Mate ha vuelto a respaldar la versión de la Comunidad de Madrid y ha distribuido un comunicado a los medios esta madrugada en el que asegura que las informaciones que señalan que recibió un pago de más de medio millón de euros por la cesión de dos hoteles a la Comunidad de Madrid son «falsas» y que su colaboración con las autoridades es «gratuita y desinteresada».

«Es absolutamente falso que Room Mate haya solicitado, recibido o haya sido adjudicatario de cualquier contrato con la Comunidad de Madrid», ha asegurado la cadena dirigida por el empresario Kike Sarasola, que horas antes ya había defendido que los espacios que ocupa en uno de sus edificios la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, desde el pasado 16 de marzo, los pagará ella misma.

La nueva polémica llega después de que el Portal de Transparencia del Ejecutivo madrileño publicase este martes, durante unas horas, un contrato con una cuantía de más de medio millón de euros adjudicado por la Consejería de Políticas Sociales a Room Mate por un importe de 565.749,58 euros con IVA incluido.

Fuentes de la Consejería de Políticas Sociales han asegurado a Efe que la publicación del contrato en la que la empresa aparece como adjudicataria correspondió a un «error». Room Mate ha defendido desde el momento en que ofreció sus hoteles a distintas administraciones que su actuación es «altruista».

El expediente fue inmediatamente modificado y pasó a reflejar como adjudicataria a la Coordinadora del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid y el importe se reduce a 240.443,57 euros IVA incluido.

«La Consejería de Política Sociales de la Comunidad de Madrid había introducido por error en el Portal de Transparencia una adjudicación de contrato a nuestra empresa, dicho acto ha sido rectificado de inmediato. El contrato mencionado pertenece al Tercer Sector y nunca a Room Mate S.A», abunda el comunicado de la cadena hotelera, que corrobora la versión ofrecida por la Comunidad de Madrid a última hora del martes.

Room Mate, además, defiende que «nunca hemos solicitado, ni nos han adjudicado ni hemos recibido pago alguno desde ninguna de las consejerías u organismos de la Comunidad de Madrid, Generalitat de Cataluña, País Vasco, Nueva York, París, Florencia o Milán donde estamos prestando ayuda».

Respecto a la modificación de la cuantía, fuentes del Ejecutivo regional han explicado que la primera «era una estimación» durante la declaración del estado de alarma, mientras que la segunda es «una estimación más real» para un servicio que se sigue prestando.

Este importe, según las mismas fuentes, está destinado a la adaptación de habitaciones, la contratación de personal asistencial y determinados servicios puestos en marcha por la Comunidad en el único hotel que por el momento hay en marcha de los dos cedidos gratuitamente por Room Mate para personas mayores sin coronavirus. 

Según publicó el lunes la revista Vanity Fair, el apartahotel donde Ayuso está instalada desde el pasado 16 de marzo es una suite de lujo de la cadena. Partidos de la oposición cuestionaron rápidamente si la presidenta madrileña se alojaba allí de manera gratuita o si había mediado algún trato entre la Comunidad y la cadena hotelera.

En un comunicado, la compañía de Sarasola ya había asegurado durante la tarde que Ayuso pagará «personalmente» la factura del apartamento, «sin coste alguno para la Comunidad de Madrid», corroborando así la versión dada por el Gobierno regional.

Esta cadena hotelera ha cedido a la Comunidad de Madrid sus seis hoteles en la capital durante la pandemia, cuatro para personal sanitario y otros dos para personas mayores sin coronavirus, aunque de estos últimos sólo se llegó a usar uno.

«Lamentamos profundamente que en un momento de crisis como este se esté utilizando nuestra marca para tergiversar la información», ha manifestado la cadena en su último comunicado a los medios, en el que insisten en que «desde el inicio de esta crisis nuestra única intención ha sido la de ser solidarios, generosos y responsables con todos los colectivos que lo han necesitado, cediendo siempre de manera gratuita y desinteresada todos nuestros establecimientos».