Maddi Imaz, la edil de EH Bildu en Beasain (Gipuzkoa) dimitida por participar en el baile masivo con el que decenas de jóvenes celebraron anoche las fiestas de Loinaz a pesar de haber sido suspendidas por la pandemia, ha sido denunciada por la Ertzaintza por «incumplimiento» del estado de alarma, han informado a Efe fuentes de la investigación.

Imaz ha presentado este sábado su dimisión a EH Bildu en un escrito, difundido a través de Twitter, en el que reconocía haber actuado con «irresponsabilidad», una actitud que, según indicaba, no concuerda con la posición que ha mantenido su formación ante la pandemia.

Las imágenes del baile, en las que se ve a decenas de jóvenes dando vueltas en torno a una farola a la que trepa una persona que es aclamada por los participantes sin respetar las medias de seguridad establecidas por la pandemia, han sido profusamente difundidas a través de las redes sociales a lo largo de esta mañana.

En un primer momento, la Ertzaintza avanzó su intención de denunciar a aquellas personas que pudieran ser identificadas en este vídeo, tras lo que, este mediodía, una patrulla de la Policía Autonómica ha acudido a Beasain para comunicar a Imaz que había sido denunciada por incumplimiento del estado de alarma.

Paralelamente, este cuerpo policial continúa con la instrucción del expediente administrativo y sancionador que mantiene abierto sobre el baile, un incidente por el que el alcalde de Beasain, Aitor Aldasoro, ha dicho sentir «vergüenza ajena».

«Lo de ayer no tiene nombre. Hago un llamamiento al pueblo para que se tome con calma lo que ha pasado: un hecho puntual, y que sirva para que en los días que viene actúen con el sentido de la responsabilidad que toca», ha explicado Aldasoro en declaraciones a Efe.