Política Caso Villarejo

El juez volverá a citar a Dina Bousselham tras cambiar su versión para salvar a Iglesias

La condición de la exasesora de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo podría cambiar en la causa por falso testimonio

logo
El juez volverá a citar a Dina Bousselham tras cambiar su versión para salvar a Iglesias
Dina Bousselham.

Dina Bousselham. FITXER

Resumen:

El juez del caso Villarejo, Manuel García-Castellón, volverá a citar a declarar a la exasesora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham, tras enviarle una carta en la que cambia los extremos de su última declaración en sede judicial que provocó que el instructor viera la posible comisión de dos delitos por parte del secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno en relación con el manejo de una tarjeta móvil de su colaboradora.

Bousselham sostiene en una carta remitida al instructor que cuando Iglesias le hizo entrega de la tarjeta con el contenido de un móvil que le fue robado a finales de 2015 «ésta funcionaba y comprobé que en su interior estaban contenidos de mi teléfono». Una matización importante después de que el juez haya retirado a Iglesias la condición de perjudicado en esta pieza de investigación en la que se aborda el robo del móvil de Bousselham a finales de 2015 y su posterior aparición en casa de Villarejo cuando fue detenido.

Iglesias encuadró el robo del móvil y la publicación en prensa de mensajes que éste contenía en una trama de las ‘cloacas’ de Interior al servicio del Gobierno de Rajoy para perjudicar a su partido, al que aquel verano de 2016 las encuestas situaban como segunda fuerza política.

En su versión anterior, Bousselham dijo que cuando Iglesias le devolvió la tarjeta ésta estaba dañada y no se podía ver su interior. Puesto que la tarjeta fue entregada en mano al secretario general de Podemos en enero de 2016 por parte del presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, e Iglesias no la dio a Bousselham hasta casi seis meses después -aunque el juez tiene sospechas de que pudo no hacerlo hasta que Bousselham fue a declarar en sede judicial el año pasado- la sospecha sobre los daños que sufrió esa tarjeta recayeron sobre él.

Con la carta que la exasesora de Iglesias dirigió anteayer al juez, adelantada por Eldiario.es, aunque Bousselham no menciona a Iglesias trata de desligarle de cualquier sospecha.

En su último auto de esta pieza, el juez apuntó a la posible comisión de dos delitos por parte del secretario general de Podemos y vicepresidente del Gobierno: descubrimiento de secretos y daños informáticos. De hecho, está a la espera de un informe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía sobre dicha tarjeta para decidir si se dirige al Tribunal Supremo y pide que se investigue a Iglesias, puesto que es aforado.

Estudia citar a su pareja

Después de recibir la carta de Bousselham con la nueva versión de los hechos, el instructor volverá a citarla a declarar y «parece lógico» que también haga lo mismo con su pareja, Ricardo Sá Ferreira, trasladan fuentes jurídicas a El Independiente.

Esto, puesto que Sá Ferreira fue quien se dirigió a una empresa de Madrid para recuperar los contenidos del móvil de Bousselham en 2016, a pesar de que ésta no había comunicado a la Policía que había recuperado la tarjeta cuando fue a ampliar la denuncia sobre el robo del móvil una vez se publicaron conversaciones entre miembros de Podemos contenidos en éste en el digital Okdiario, en julio de 2016.

En su última declaración en sede judicial, Bousselham reconoció que ella misma hizo pantallazos a conversaciones de dicho móvil y las compartió con terceras personas, por lo que el juez descarta que la única vía por la que dichos mensajes pudieron llegar al digital Okdiario fue por medio de Villarejo, como ha sostenido Iglesias y también la Fiscalía Anticorrupción.

Posible falso testimonio

Bousselham se encuentra ahora en una situación comprometida, puesto que su rectificación por carta al juez traslada que pudo incurrir en falso testimonio en su última declaración en el juzgado, trasladan fuentes jurídicas, por lo que su condición en la causa también podría cambiar.

Las dudas se ciernen ahora sobre el momento en que se produjeron los daños en la tarjeta móvil que, según los informes de la Policía a los que el juez se refirió en su último auto, está ilegible, «dañada y quemada».

Comentar ()