El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este viernes el despliegue de la Guardia Nacional en Mineápolis para contener la tensión extrema en la ciudad después de tres días de protestas y disturbios por la muerte de un ciudadano de raza negra durante una detención policial.

La muerte esta semana de George Floyd tras pasarse varios minutos con su cuello aprisionado por la rodilla de un agente de Policía ha desatado protestas, disturbios y saqueos en la ciudad más poblada del estado de Minesota, ahora bajo estado de emergencia.

«La Guardia Nacional ha llegado a escena. Están en Mineápolis, completamente preparados», ha avisado el presidente en su cuenta de Twitter.

El mandatario ha asegurado además que Floyd «no habrá muerto en vano» en referencia a la investigación abierta a los agentes antes de lanzar un aviso a los responsables de los disturbios. «¡Respetad su memoria!», ha advertido el presidente.

‘Matones’

Este viernes, Twitter ha amonestado por vez primera un mensaje del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el que describe como «matones» a los manifestantes que durante los últimos tres días han salido a las calles de Mineápolis, la capital del estado de Minesota, para protestar por la muerte del ciudadano de raza negra George Floyd en una detención policial.

Las protestas han registrado episodios de saqueos en varios centros comerciales de la ciudad hasta el punto de que las autoridades del estado han activado el protocolo de emergencia, incluyendo una autorización para que la Guardia Nacional pueda asistir a las autoridades en el «restablecimiento de la seguridad y la calma debido a los disturbios civiles».

Poco después, Trump ha saltado a las redes sociales para condenar las acciones de los manifestantes con un mensaje publicado en su cuenta de Twitter. «Estos matones están deshonrando la memoria de George Floyd y no voy a dejar que eso ocurra. Acabo de hablar con el gobernador (del estado) Tim Walz y le he dicho que el Ejército está con él hasta el final. Asumiremos el control si comienzan las dificultades pero cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos. ¡Gracias!», ha escrito.

La amonestación de Twitter ha consistido en ocultar este mensaje a los usuarios, que pueden acceder de todas formas a él tras aceptar la advertencia de la red social: «Este tweet incumplió las Reglas de Twitter relativas a glorificar la violencia. Sin embargo, Twitter determinó que puede ser de interés público que dicho tweet permanezca accesible».

Se trata de la primera vez que Twitter designa de esta manera un mensaje del mandatario en la misma semana que la compañía también matizó otro mensaje del presidente por desinformar sobre el voto por correo en Estados Unidos.

La respuesta de Trump a esta matización no se hizo esperar. Tras acusar a la compañía de coartar la libertad de expresión y de asegurar que si por él fuera, cerraría Twitter de no ser por las dificultades legales que ello comporta, acabó firmando este jueves una orden ejecutiva para facilitar la demanda ciudadana contra las redes sociales.