La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha evitado apoyar a Fernando Grande-Marlaska, titular de Interior, sobre el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos: “No opino, no conozco el caso. Tengo que ser prudente». Así ha respondido la ministra a las preguntas de Carlos Alsina en su programa Más de uno en Onda Cero.

De la misma forma, sobre toda la polémica que ha rodeado estos días a la Guardia Civil, la ministra ha alegado que no ha visto «ningún acto de deslealtad en la Guardia Civil». Sin embargo, destaca el gran trabajo de los más de 80.000 hombres y mujeres de la durante la crisis: «Siento un profundo orgullo por la labor de las FFAA y la GC en defensa de los derechos, libertades y valores democráticos», ha subrayado.

Además, Robles ha salido en la defensa del Gobierno y considera «inaceptable» que se ponga en duda la labor de este durante la crisis: «El Gobierno se ha movido desde el principio para salvar vidas» a lo que ha agregado que «hay una enorme crispación en la política y este país necesita tolerancia». Robles cree que se debe «dejar a un lado el odio».

No he visto ningún acto de deslealtad en la Guardia Civil», señala la ministra de Defensa

Según la ministra, España «ha sufrido mucho con la pandemia» y a pesar de «haber discrepancias» apunta que «debemos trabajar juntos para superar esta crisis». «Ya habrá momento de criticar pero ahora debemos estar con España y con los españoles. No me encontrarán en la confrontación», ha zanjado respecto al clima político actual.

La ministra ha asegurado que si se «demuestra» que hubo «valoraciones equivocadas» por parte del Gobierno al permitir la celebración de concentraciones masivas como las del pasado 8 de marzo, por el Día de la Mujer, «no pasa nada por reconocerlo».

Robles ha sostenido que asumir un error «no hace de menos» a las personas, sino que las engrandece. «Es evidente que nos encontrábamos en una pandemia que era desconocida para todos. El Gobierno hizo lo que creía que tenía que hacer», ha añadido.

Así, Robles ha señalado que no es «científica ni epidemióloga» y, por tanto, no puede referirse a si la celebración de eventos de grandes masas fue un «error». Con todo, «si alguien piensa» que así fue, la ministra ha dejado claro que no tiene «inconveniente en pedir excusas si alguien» lo necesita.

Eso sí, la titular de Defensa ha insistido en la línea que ha venido marcando desde el inicio de la crisis por el coronavirus. «También me gustaría que se reconocieran los esfuerzos que se han hecho. En democracia las cosas pueden verse de manera distinta y no pasa nada. Si se han cometido errores, tener humildad engrandece», ha apuntado.

Por otro lado, Margarita Robles ha defendido que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya designado a su mejor amigo como encargado de dirigir la nueva área de Agenda Urbana y Arquitectura, según ha desvelado el diario ABC.

«Hay que promocionar el talento. Y si alguien tiene ese mérito, esa capacidad y ese currículum, ¿por qué no?», se ha preguntado Robles cuando ha sido abordada por el nombramiento del compañero del colegio del presidente, Ignacio Carnicero.

A juicio de Robles, para este tipo de cargos «hay que nombrar a personas que tengan la capacidad» adecuada, y no puede utilizarse como un demérito que esa persona sea un «amigo o un conocido». «Eso no es justo. No hay que hacer juicios de desvalores», ha opinado, informa Europa Press.

En esta línea, la titular de Defensa ha sostenido que «todo el mundo» debe contar con la «presunción de inocencia» y ha lamentado que en España la gente se haya «acostumbrado a sembrar la sombra de la duda» sobre las personas.

«Deberíamos ser más generosos. Sería bueno una España en positivo. Si no se demuestra el mérito, exijamos responsabilidades. Pero como creo fervientemente en la presunción de inocencia de ese mérito y capacidad, no debemos de hacer juicios de valor a priori», ha zanjado.