Alrededor de un centenar de aficionados taurinos han participado este sábado en un concentración en defensa de la tauromaquia en los aledaños de la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid, pese a no estar autorizada por la Delegación del Gobierno. Entre ellos, la diputada autonómica por Vox Rocío Monasterio y su marido, el diputado nacional por la misma formación Iván Espinosa de los Monteros.

Unas decenas de aficionados han acudido igualmente a la explanada de la Monumental madrileña en un acto de protesta por la falta de apoyo de las autoridades al mundo del toro por la crisis del coronavirus, que se ha repetido en cerca de una treintena de ciudades españolas, aunque, a diferencia de la de Madrid, éstas sí estaban autorizadas, informa Efe.

Rocío Monasterio, en el Paseo taurino en Las Ventas. EFE

En el «paseo» de la capital de España, en la que no ha habido representación por parte de ningún profesional, sin embargo sí se han dejado ver la presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, y su vicesecretario de relaciones internacionales, Iván Espinosa de los Monteros.

Ambos se han fotografiado con la gente que allí se han concentrado e, incluso, se han atrevido a torear de salón.

Ha sido el propio Espinosa de los Monteros, que, a través de su cuenta de Twitter, ha manifestado también que se encontraba «apoyando a mundo del toro, una parte importante de nuestra cultura, nuestra tradición, nuestra forma de vida y nuestro campo. Por eso quieren acabar con la tauromaquia, y, por eso, aunque no me gustaran los toros, lo apoyaría».