La mayor asociación de víctimas del país, la AVT, ha anunciado hoy que por primera vez no acudirá al homenaje anual que el Congreso de los Diputados brinda a las víctimas del terrorismo. El acto, que tendrá lugar el próximo sábado 27, reúne a los principales representantes del Estado y la sociedad española en recuerdo y homenaje a las víctimas. Hasta ahora la AVT había acudido pero en esta ocasión ha decidido ausentarse en señal de protesta y denuncia por la política y acuerdos del Ejecutivo con la izquierda abertzale y por su actitud hacia el colectivo de víctimas.

En una nota, la AVT ha justificado su decisión por la posición del Ejecutivo «que ha traspasado una serie de líneas rojas que nos impiden acudir». Por ello, la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que cuenta con maś de 4.000 asociados, se concentrará en el exterior de la Cámara Baja ese mediodía para hacer público un manifiesto de protesta.

El colectivo considera que el Gobierno ha concedido un protagonismo y reconocimiento «a los herederos del brazo político de ETA» que ha hecho que EH Bildu se jacte «de quitar y poner gobiernos» y de cerrar con ellos reformas legislativas, como la reforma laboral. Para la AVT, la coalición de Arnaldo Otegi «no puede ser tratada como un interlocutor político más» mientras no condene la violencia de ETA y admita que no tuvo ninguna justificación».

Arremete contra Unidas Podemos, a la que acusa de estar más preocupada «por los presos con delitos de terrorismo que por las víctimas», apoyando manifiestos que reclaman la liberación de los presos «con la excusa de la pandemia». Acusa a la formación de Iglesias de estar ‘blanqueando’ a la coalición abertzale y que aspira a «indemnizar a terroristas bajo el pretexto de ser represaliados del franquismo».

Cuestiona además que el Gobierno acceda al acercamiento de presos de ETA a cárceles próximas a Euskadi o incluso a conceder terceros grados «sin exigirles el requisito de colaboración con la Justicia, tal y como exige el Código Penal».

Por último, entre los argumentos que esgrimen para no acudir al homenaje en las Cortes, la AVT cita la actitud del Gobierno y sus delegaciones «que asisten con total pasividad a todos los homenajes que se siguen llevando a cabo a los terroristas en las calles del País Vasco y Navarra».