El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha tachado de «xenófobo» al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, por solicitar al Gobierno central que permita limitar la movilidad interna tras la finalización del estado de alarma con el objetivo de que, si se detecta un foco de infección de COVID-19 en un territorio, sus habitantes no se puedan desplazar a otros lugares.

En una rueda de prensa celebrada este martes en la ciudad olívica, el regidor ha asegurado que las declaraciones del presidente autonómico resultan «lamentables» y le ha acusado de «demonizar» a los ciudadanos de algunas de las comunidades más afectadas, como Cataluña y Madrid.

«Estas declaraciones de Feijóo demonizando a ciudadanos de Cataluña y Madrid y pidiendo que no viajen a ningún sitio, y menos a Galicia, son lamentables. Son xenófobas», ha reprobado Abel Caballero. Por ello, ha recordado al presidente del Ejecutivo autonómico que toda España «es una nación».

En este sentido, el alcalde de la urbe olívica ha achacado esta posición a «razones electorales» del también candidato del PPdeG a la reelección como presidente del Gobierno gallego en las elecciones del próximo 12 de julio.

Además, ha insistido en que la movilidad entre comunidades autónomas se reestablecerá cuando sus ciudadanos «estén en condiciones sanitariamente iguales». Así, el alcalde de la mayor urbe gallega ha asegurado que las personas procedentes de distintas comunidades, como Andalucía, Cataluña y Madrid, serán bienvenidas en Vigo dado que se les permitirá viajar cuando cumplan las condiciones sanitarias correspondientes.