Política 'CASO 3 %'

Imputado un ex alto cargo de la Generalitat por el viaje a la final de la Champions que le pagó un constructor

Josep Antoni Rosell era el director general de Infraestructuras de Cataluña, clave en los amaños de contratos públicos a cambio de donaciones a Convergència / Viajó a Berlín en 2015 invitado por el constructor Jordi Soler, investigado en la causa

Redada de la Guardia Civil contra Convergencia.

Redada de la Guardia Civil contra Convergència en el marco de la causa que dirige el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata. EFE

El juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso 3 % , en el que se investigan las comisiones recibidas por la antigua Convergència Democràtica de Cataluña (CDC) a cambio de adjudicaciones de obras, ha imputado un delito de cohecho al ex director general de Infraestructuras de Cataluña Josep Antoni Rosell Polo por aceptar la invitación del constructor Jordi Soler para asistir a la final de la Champions League que disputaron el FC Barcelona y el Juventus de Turín en el Estadio Olímpico de Berlín hace cinco años.

En un auto fechado este martes, al que ha tenido acceso El Independiente, el magistrado José de la Mata accede a la petición de la Fiscalía Anticorrupción y cita a declarar como investigados el próximo 2 de julio tanto a Rosell Polo como al empresario Jordi Soler. La comparecencia no será presencial sino mediante videoconferencia.

En junio de 2015, el citado constructor decidió invitar a un grupo de personas al encuentro en el que el Barcelona de Luis Enrique consiguió su quinta Champions tras derrotar al equipo italiano por 1-3. Según puso de manifiesto la Guardia Civil, el coste total ascendió a 39.900 euros y fue facturado a tres empresas de Soler: Electromecánica Soler SL, Grup Soler Constructora SL y Soler Global Service SL.

Eran invitaciones de «carácter comercial», como dejó escrito el empresario en un mensaje. Entre los ‘compromisos comerciales’ se encontraba Josep Antoni Rosell, que en ese momento era director general técnico de Infraestructuras Ferroviarias de la Generalitat de Cataluña y director general de la empresa pública Infraestructuras de Cataluña. Fue apartado del caso en febrero de 2016, tras la llegada de Oriol Junqueras (ERC) a la Conselleria de Economía y Hacienda.

En el auto, el titular del Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional destaca que el puesto que ocupaba Rosell le daba «gran poder de decisión para manipular los diversos concursos públicos» y recuerda que fue uno de los altos cargos que «contribuyó a poner en marcha la estructura para financiar ilegalmente el partido político CDC» mediante donaciones a dos fundaciones vinculadas a dicha formación: Catdem y Fòrum Barcelona.

Josep Antoni Rosell era director general de Infraestructuras de Cataluña, clave en los amaños de contratos públicos a cambio de donaciones a CDC

«A tales efectos mantenía reuniones frecuentes con los representantes de las empresas en fechas próximas a publicación de licitaciones y otros hitos clave en el proceso de adjudicación, así como con otros cargos públicos ligados a CD, e intervenía seguidamente en los indicados procesos», expone el juez.

El Grupo Soler fue beneficiaro de obras licitadas por Infraestructuras de Cataluña en la etapa de Rosell como número dos, como la adecuación del instituto Lluis Peguera de Manresa (Barcelona). Por un importe de 2,67 millones de euros, la adjudicación tuvo lugar el 25 de octubre de 2012 a una UTE en la que participaban 1953 Grup Soler Constructora SL y Oproler Obres y Proyectos SLU.

El empresario Jordi Soler ha reconocido en el curso de la instrucción judicial que hizo donaciones a las fundaciones de la antigua Convergència, como la realizada el 4 de septiembre de 2012 -un mes y medio antes de la citada adjudicación- a favor de Fòrum Barcelona por 50.000 euros. «La relación entre ambos venía pues de años atrás, pero se mantuvo en el tiempo, continuando en el periodo en que se produjo el desplazamiento futbolístico analizado», precisa De la Mata.

El instructor aprecia la concurrencia de los requisitos necesarios para la comisión del delito de cohecho y concluye indiciariamente que el empresario obsequió al entonces a Josep Antoni Rosell con el pago del viaje a Berlín para asistir a la final de la Champions League por el puesto que éste ocupaba entonces en la Generalitat, clave en la adjudicación de contratos públicos y en el presunto amaño de las adjudicaciones a cambio de donaciones a CDC.

Donaciones a CDC

El ex alto cargo fue detenido por la Guardia Civil en octubre de 2015 en el marco de la operación Petrum III por su vinculación en el caso 3%, figurando desde entonces como imputado en el procedimiento que dirige el Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional.

Por su parte, Jordi Soler reconoció al juez De la Mata el 22 de junio de 2018 que hizo donaciones por importe de 664.604 euros desde sus empresas a las fundaciones de CDC entre los años 2008 y 2015. El pasado mes de febrero admitió ante el magistrado que pagó el viaje a Berlín a diversas personas para asistir a la final de la Champions.

Entre dichos beneficiarios se encontraba el Defensor del Pueblo de catalán, Rafael Ribó, y la esposa e hija de éste. La Fiscalía considera que ello constituye un delito de cohecho impropio, por lo que ha pedido al juez que eleve exposición razonada al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dado el fuero de que goza aquél.

En otro auto fechado este martes, el magistrado rechaza el recurso de reforma y descarta llamar al procedimiento a Ribó, al considerar que «no ha quedado acreditada la existencia de relaciones comerciales o empresariales  o contractuales» entre Jordi Soler y el Defensor del Pueblo.

Comentar ()