Política

Esquerra exige elecciones a Torra en el Parlament

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante una de sus intervenciones ante el pleno del Parlament que este viernes celebra el debate final de los presupuestos de la Generalitat para 2020 y de la ley de acompañamiento, una sesión plenaria de formato reducido, la primera desde el estallido de la emergencia sanitaria por el coronavirus. Job Vermeulen

«La unidad no se proclama, se ejerce». El líder de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià ha llevado hoy a la sesión de control parlamentaria la exigencia a Quim Torra de que comparta la decisión sobre el calendario electoral con sus socios de Esquerra. Los sucesivos motivos de bronca entre los dos socios de gobierno en Cataluña se resumen al final en uno: el calendario electoral y la inminencia de los comicios.

«No seré candidato, así que no tengo ningún interés personal en las elecciones» ha respondido Torra, no a Sabrià sino a la líder de los comunes, Jessica Albiach, que también ha denunciado la bronca continua en el Govern. «Estoy aquí por el país, pongo el país por delante de todo y ahora hay que salir de la crisis sanitaria. Cuando tengamos encarrilado esto no dude de que llamaremos a catas a las urnas».

Eso sí, Torra sigue negándose a compartir esa decisión con los republicanos e insiste en que el calendario activado por el Tribunal Supremo no es definitivo, consciente ahora de que el tiempo pasa a favor de JxCat, que necesita estructurar su espacio y definir su futura candidatura.

Los republicanos han repetido en las últimas semanas la petición de definir el calendario, elevando gradualmente el tono. «¿Por qué cuesta tanto president?» le ha preguntado hoy Sabrià, que ha reclamado «una respuesta conjunta y trazar la estrategia para dar respuesta a una nueva intromisión juicial a su mandato» y evitar así que «nos debilite y divida».

Pero Torra ha dejado claro hoy que la única unidad que espera alcanzar con ERC y la CUP es «la linea recta que lleva a la independencia», en ningún caso el calendario electoral para escoger el próximo presidente de la Generalitat. «Yo vengo de la unidad» ha proclamado Torra para afear a los republicanos que no apoyaran la petición de un nuevo referéndum unilateral de independencia con el que propuso responder a la sentencia del procés.

La división en el seno del Govern se ha convertido ya en un argumento de todos los partidos. Albiach, le ha preguntado «que cree que piensa la ciudadanía cuando ve que el Govern protagoniza cada semana peleas internas» y ha enumerado las batallas de la última semana: el contrato de Salut con Ferrovial, la condena del recién ascendido jefe de la Arro de los Mossos, Jordi Arasa, o la votación del suplicatorio de Laura Borrás en el Congreso.

También el presidente de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha reclamado infructuosamente a Torra que despeje el calendario electoral catalán. «No nos aclara ni su pasado literario -ha apuntado Carrizosa refiriéndose a los textos racistas de Torra- ni su futuro judicial».

«Sus problemas judiciales son una losa en un momento en el que debemos trabajar para la reconstrucción» ha añadido el dirigente naranja, que ha lamentado que «mientras los catalanes sufren ustedes se dedican a alimentar la división y el victimismo». Carrizosa ha advertido por ello «lo que no debe volver» con la nueva normalidad «son las políticas identitarias, los chiringuitos y el despilfarro».

Comentar ()