Política

Montero impulsará una ley para la conciliación y pide un pacto por los cuidados

La también dirigente de Unidas Podemos ha anunciado una Ley de Tiempo Corresponsable que llevará la firma del Ministerio de Igualdad y el de Trabajo | Montero ha exigido convertir los cuidados en "un servicio público de primer orden"

La ministra de Igualdad, Irene Montero, en la Comisión para la Reconstrucción EFE

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha comparecido este jueves en la comisión para la Reconstrucción Social y Económica, para debatir las medidas a adoptar desde su departamento para combatir las consecuencias de la crisis del Covid-19. En este contexto, Montero ha anunciado que impulsará, junto al Ministerio de Trabajo, una Ley de Tiempo Corresponsable para «garantizar la conciliación y la igualdad de acceso al trabajo de hombres y mujeres», y ha reclamado además un ‘gran pacto por los cuidados’ para convertir este trabajo «invisibilizado» y que «siempre ha recaído sobre las mujeres», especialmente durante la pandemia, en un «vector de desarrollo económico y democrático».

Montero ha dibujado la «red de precariedad» de una profesión que, asegura, equivale a 28 millones de empleos a jornada completa. Ha lamentado la titular de Igualdad que, cuando los cuidados, del hogar y de personas, se traslada al mercado de trabajo cuenta con un «nulo reconocimiento social» porque el 80% de los cuidados que se precisan no se trasladan a la esfera «profesional», por lo que ha hecho un llamamiento a convertir estos trabajos en «un servicio público de primer orden» recordando además que la crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto que, sin los cuidados, «la sociedad habría colapsado».

Por todo ello y una vez defendidos los motivos, ha defendido que el Estado es el responsable de crear un «robusto» sistema público de cuidados que garantice «salarios dignos» y garantice «el derecho a recibir cuidados y manutención con condiciones de trabajo dignas para quien los da».

Durante su intervención inicial, la titular de Igualdad ha defendido que «la crisis nos ha permitido ver que son las personas las que hacen la riqueza del país» y que «es la economía la que funciona gracias a las personas», deteniéndose en este punto a subrayar que «son las mujeres las que paran el mundo». Ha alegado además que el Ingreso Mínimo Vital aprobado recientemente en el Congreso «tiene rostro de mujer» porque son ellas las que «han llevado sobre sus hombros el peso de esta crisis».

El discurso de Montero ha recibido un amplio apoyo por la mayoría de portavoces de la Comisión, entre ellos Coalición Canaria, la CUP, el PNV, Junts o ERC. El debate ha continuado sosegado hasta la intervención de la diputada de Vox, Macarena Olona, quien ha protagonizado un bronco discurso asegurando que la líder de Unidas Podemos ocultó «información privilegiada» respecto al 8-M, ha recordado la hemeroteca de Pablo Iglesias «tachando de inmundicia a una diputada de Vox» y ha criticado el «feminismo de cuotas» que promueve el Gobierno.

«Cuando las mujeres son ancianas, su feminismo ya no es válido porque todo lo que les ofrecen es morfina», ha afirmado Olona, ante la estupefacción de la titular de Igualdad, que se llevaba las manos a la cabeza. «Como mujer está usted muy perdida», finalizaba.

Comentar ()