Política

Fuego cruzado entre Ayuso y Podemos: "Buscan desestabilizar la democracia y derrocar la Corona"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE

La batalla entre Ayuso y la izquierda madrileña suma y sigue jornada tras jornada. El pleno de este jueves en la Asamblea madrileña se esperaba de alta tensión, pues se asistirá al intento de reprobación del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, una iniciativa impulsada por Unidas Podemos. Precisamente, la portavoz de este grupo, Isa Serra, ha tenido un duro encontronazo con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, después de que la dirigente de izquierda criticase la «inestabilidad» y la «crisis» del Gobierno regional, al que le preocupan más los «problemas internos» que la propia pandemia, y le acusase de querer «tapar» el escándalo de las residencias.

La presidenta regional, visiblemente molesta, ha respondido con una contundente crítica que ha hecho extensible no sólo a la dirección regional morada, sino a la nacional. «Ustedes nacieron para desestabilizar las democracias occidentales», comenzaba Ayuso, entre los murmullos de la bancada de la izquierda. «Buscan minar el Estado de derecho, derrocar la Corona, convertir el Congreso en un campo de batalla. Minan la estabilidad económica sin importarles cuánto paro crean (…) Y ustedes quieren acabar con el Gobierno de la Comunidad de Madrid utilizando el dolor de las familias», espetaba.

«Lo que me sorprende es que sea Podemos el que me hable de estabilidad. Ustedes que nacen de Hugo Chávez; de la moqueta de la Complutense; de las casas okupas y el Patio Maravillas, que se creó para desestabilizar vecindarios», seguía Ayuso, quien apostillaba en su intervención que quienes venían «a limpiar las instituciones, las rodean y las deslegitiman». Y emulando el poema de Bécquer, asestaba el golpe final: «¿Y me pregunta Podemos por la inestabilidad? La inestabilidad son ustedes».

Aunque menos bronca, la respuesta de Ayuso a la pregunta del portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, también ha sido contundente. Al igual que Serra, el diputado ha vuelto a subrayar la presunta negligencia cometida en las residencias y ha censurado que el Gobierno de la Comunidad de Madrid esté «ocupado en buscar a un chivo expiatorio» para convocar elecciones, aunque «de usted no se puede esperar otra cosa».

Y Ayuso no se ha quedado impasible. La presidenta ha criticado «la doble catadura moral» del diputado por volver a sacar la cuestión de las residencias cuando la pregunta registrada versaba sobe el plan turístico de la región y se ha limitado a defender a su consejero de Sanidad. «Menos reprobaciones y más escuchar a los que nos hemos dejado la piel por todos los madrileños», añadía.

La batalla entre la líder regional y la oposición ha sido una constante prácticamente desde que comenzó la pandemia. Muchas han sido las polémicas que han enfrentado a Ayuso no sólo con la izquierda madrileña, sino también con el Ejecutivo central, hasta el punto que presidenta llegó a valorar convocar elecciones porque, a su juicio, la oposición no pararía hasta «partir» su mandato y poner fin a su legislatura.

La escalada de tensión llegó a niveles máximos cuando trascendieron unas declaraciones del delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, en las que animaba a diferentes cargos del PSOE-M a «retorcer el tema de las residencias» para tumbar definitivamente a Ayuso del cargo, unos hechos «gravísimos» a juicio del PP, por los que ya se ha exigido su «cese inmediato».

Comentar ()