Política

La Justicia anula el dictamen del CAC que avalaba el llamamiento a denunciar a la policía en Cataluña Ràdio

logo
La Justicia anula el dictamen del CAC que avalaba el llamamiento a denunciar a la policía en Cataluña Ràdio

Mónica Terribas, conductora del matinal de Catalunya Ràdio

Resumen:

La Justicia ha declarado nulo el acuerdo del Consejo del Audiovisual Catalán (CAC) que avalaba el llamamiento de la periodista estrella de Catalunya Ràdio, Mónica Terribas, a que sus oyentes llamaran para avisar de «avistamientos» de coches de Policía y Guardia Civil en carreteras y autopistas catalanas. El acuerdo fue recurrido por el consejero a propuesta del PP Daniel Sirera, porque el presidente del CAC, Roger Lopacher, le impidió participar en la votación acusándole de «parcialidad».

La justicia ha dado la razón ahora a Sirera, advirtiendo del peligro que supone que el CAC pueda utilizar un argumento no amparado por la ley -la eventual sospecha de parcialidad- “para apartar a cualquier Consejero (de una votación) sin motivo específico ”. En opinión del tribunal, “la abstención forzosa que se materializó, fue una forma encubierta de eludir fraudulentamente el procedimiento necesario para alcanzar una recusación ”.

El 22 de septiembre de 2017, desde el matinal de Catalunya Ràdio Terribas pidió a los oyentes que fueran delatando los movimientos de los vehículos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil en plena operación judicial y policial para frenar el referéndum ilegal convocado para el 1-O. Una iniciativa que la Unión de Guardias Civiles recurrió ante la justicia, y que dos consejeras del CAC, Eva Parera y Carme Figueras, llevaron al pleno del Consejo.

En el debate de esa votación, sin embargo, Lopacher impidió que Sirera participara en la votación, atendiendo a la petición de la presidenta del Colegio de Periodistas y compañera de Terribas en Catalunya Ràdio, Neus Bonet. Tras un cruce de comentarios en twitter, Bonet pidió a Lopacher que Sirera no participara en el debate por haber apuntado que Terribas y Bonet hacían «periodismo al servicio del régimen». Y Lopacher atendió a esa petición por “eventual sospecha de parcialidad, aunque sea por simple apariencia”.

En su sentencia, el Contencioso Administrativo 11 de Barcelona concluye, sin embargo, que el presidente del CAC vulneró los derechos de Sirera, al que impidió votar y realizar por tanto un voto particular en contra de la decisión del Consejo, que acordó no reprobar a Terribas con los votos de Lopacher, Salvador Alsius e Ivonne Griley, los tres propuestos por partidos independentistas.

Comentar ()