España | Política

20 furgonetas, un helicóptero y dos lanchas de la Ertzaintza evitan disturbios en el mitin de Vox en Bilbao

Miembros de la Ertztaintza forman un cordón de seguridad durante el mitin de Vox en Bilbao. MIKEL SEGOVIA

Una fuerte despliegue policial ha evitado que se produzcan incidentes en el mitin que ha celebrado este sábado Vox en Bilbao, protagonizado por Javier Ortega Smith y Rocío Monasterio. Los disturbios que se produjeron la jornada anterior, tras un acto en San Sebastián -que acabó con dos detenidos-, así como lso graves altercados ocurridos durante otro mitin celebrado en Sestao la semana pasada, ha llevado a la dirección de la policía autonómica a poner en marcha un potente operativo policial.

Las cifras hablan por sí solas. Al menos 20 furgonetas de la Ertzaintza y decenas de coches de la Policía Municipal de Bilbao han protegido a los responsables de Vox. Además, un helicóptero de la Policía Autonómica vasca ha sobrevolado desde minutos antes del inicio del mitin el centro de la ciudad, mientras dos lanchas de la policía autonómica patrullaban por la ría, cercana al parque de El Arenal, en pleno centro de la capital vizcaína, donde ha tenido lugar el acto.

El espectacular despliegue ha servido para que no se produzca ningún altercado. La Ertzaintza ha desplegado un doble cordón de seguridad para impedir que los manifestantes se acercaran al escenario.

Dos lanchas de la Ertztaintza vigilan durante el mitin de Vox en Bilbao. MIKEL SEGOVIA

A la hora del mitin, cientos de personas pertenecientes a grupos anti fascistas se han congregado en la zona. Los manifestantes han proferido gritos contra los líderes de la formación que preside Santiago Abascal. Sin embargo, no ha habido lanzamiento de objetos ni enfrentamientos con los simpatizantes, que se encontraban en la zona acordonada.

«Vender la soberanía a pedazos»

Al final del evento, Ortega Smith y Monasterio han esperado las instrucciones de las fuerzas de seguridad para abandonar la zona. Ambos participarán mañana en un nuevo acto de la formación en Vitoria. Los dos responsables de Vox son los protagonistas de la segunda gira que realiza el partido en Euskadi. La anterior visita electoral la encabezó el líder del partido, Santiago Abascal.

Durante el acto electoral el secretario general de la formación ha arremetido contra el nacionalismo. «El secesionismo inventó el ‘hecho diferencial’ para marcar a los buenos vascos, como con los judíos, pero por muchos que nos marquen en nosotros corre sangre española», ha asegurado Ortega Smith. Ha acusado a PP y PSOE de haber estado muchos años «vendiendo en pedazos la soberanía de España» mediante concesiones al PNV, «les han regalado nuestra libertad, nuestros derechos». Ha asegurado que actos como el celebrado hoy en Bilbao buscan «defender la dignidad y la historia de nuestra querida tierra vasca, que es defender la dignidad de la tierra española». Ha reclamado «el derecho a disentir frente al nacionalismo violento» y a la libertad, «el derecho a disentir frente a quienes nos quieren imponer el euskera».

Incidentes previos en Olite

Por su parte Rocío Monasterio se ha dirigido a quienes les insultaban más allá del cordón policial para asegurarles que «no me van a callar»: «No tenemos ningún miedo, los cobardes están ahí detrás». Ha acusado al PP y PSOE de «traidores» por haber pactado con el PNV, «con los comisionistas del impuesto revolucionario, los que lo gestionaban». Por su parte, el candidato de Vox a lehendakari, Nicolás Gutiérrez, ha abogado por el cierre de los «chirigitos» del nacionalismo como la ETB, Euskaltzaindia (la academia de la lengua vasca) y Emakunde, el Instituto vasco de la mujer.

Horas antes del acto de Bilbao, la Guardia Civil ha intervenido para impedir incidentes contra un grupo de simpatizantes de Vox que visitaba la localidad de Olite y que ha sido increpado por una quincena de personas, con las que ha llegado a haber algún forcejeo, informa Efe.

Los militantes de Vox habían organizado la visita a unas bodegas y una comida en un restaurante de la turística ciudad del castillo, hasta donde también han acudido un grupo de unas 15 personas para protestar por su presencia, por lo que en previsión de algún altercado la Guardia Civil ha establecido un operativo.

Según ha informado a Efe la delegación del Gobierno en Navarra, ha sido a la salida de la visita a la bodega cuando el grupo de Vox ha sido increpado por primera vez con gritos de «Fascistas kanpora», momento en el que algunos de los increpantes han sido identificados por los agentes.

Poco después los militantes se han dirigido al centro de la localidad para hacerse una fotografía a los pies del castillo y ha sido allí, en la plaza, donde de nuevo han sido increpados por las personas críticas que les seguían y con las que ha llegado a haber algún empujón, si bien la actuación de los agentes ha separado a ambos grupos. 

Incidentes en San Sebastián

Los altercados tienen lugar horas después de que la Ertzaintza detuviera el viernes a dos personas, acusadas de participar en los incidentes registrados en San Sebastián. Durante el acto, los manifestantes lanzaron piedras, botellas y petardos contra los agentes que custodiaban el mitin, y que provocaron una carga policial para dispersar a los alborotadores.

Tras finalizar el mitin, sobre las nueve de la noche, cuando los dirigentes de Vox, entre ellos el secretario general, Javier Ortega Smith, y la candidata de la formación a las elecciones autonómicas María Pérez, abandonaban el lugar protegidos por los agentes, los convocados por grupos antifascistas y radicales les arrojaron objetos, de los que se protegieron con paraguas abiertos.

Comentar ()