Política

Lleida se convierte en la zona cero del coronavirus con 2.600 positivos acumulados

logo
Lleida se convierte en la zona cero del coronavirus con 2.600 positivos acumulados

Urgencias en la comarca del Segrià (Lleida). EP

Resumen:

La comarca del Segrià se ha convertido en los últimos días en el epicentro de la expansión del coronavirus en España. Confinada desde el pasado sábado, esta comarca de 200.000 habitantes ha registrado desde el inicio de la pandemia 2.615 casos positivos, de los que 136 han muerto con Covid-19. A Lleida se atribuyen, además, los nuevos brotes registrados en Ordizia (Gipuzkoa), que acumula ya 30 casos, y el primer positivo de Asturias en veinticinco días.

Una situación que ha llevado al director del Servicio Catalán de Salud, Adrià Comella, a anunciar medidas extraordinarias para afrontar el aumento de casos que la Generalitat prevé en los próximos días. Comella ha prometido refuerzos de personal y la derivación de enfermos para evitar que el sistema hospitalario y de atención primaria de Lleida colapsen en los próximos días.

Tras una «reunión operativa» con los responsables sanitarios de la capital del Segre, Comella ha prometido que esta semana se tomarán las medidas «para garantizar que el Hospital Arnau de Vilanova pueda dar respuesta a la demanda que se está produciendo por la evolución de epidemia». En los próximos días «habrá un incremento de demanda de servicio hospitalario», ha reconocido el responsable de Salut, explicando que el confinamiento tardará unos días en tener efecto.

El aumento de presión sobre el sistema hospitalario dependerá del volumen de PCR positivas, ha añadido, pero se mantiene un ratio de un 10-15% de casos positivos requieren observancia hospitalaria. A Salut le preocupan además las 40.000 personas residentes en la zona confinada identificados como «especialmente sensibles al virus, a los que hay que proteger de forma más especifica».

En los próximos días la atención primaria «se activará con una acción proactiva» de contactos con estas personas, ha anunciado Comella, «para proteger de forma selectiva a estas personas con mayor riesgo de hospitalización en críticos».

Voluntarios para trabajar en Lleida

Para hacer frente a este aumento, ha prometido un refuerzo en recursos humanos tanto en el hospital como en primaria, que prioritariamente deben salir de los 47.000 profesionales del ICS, ha destacado Comella. Salut hizo este sábado un llamamiento a los profesionales sanitarios a la búsqueda de trabajadores dispuestos a incorporarse al hospital de Lleida, un llamamiento al que ya han respondido, «en pocas horas», más de 260 profesionales de diferentes perfiles.

«Ni el hospital ni la primaria de Lleida estarán solos en resolución de este aumento de casos», ha concluido Comella, quien ha señalado además el agotamiento de los profesionales sanitarios de esta zona, que «prácticamente no han tenido descanso desde principio de la pandemia».

La segunda medida prevista por Salut es «garantizar la máxima capacidad de respuesta en UCI, y esto pasa por derivar pacientes del Arnau de Vilanova a otros centros». La previsión es que a partir de este jueves puedan empezarse a derivar pacientes críticos no covid a otros centros para liberar espacios para nuevos contagiados. De este modo, el Arnau de Vilanova se mantendrá como hospital de referencia del covid en la zona confinada.

Junto a estas derivaciones, el hospital habilitará una tercera planta para enfermos de Covid-19 y se preparará la reapertura del «hotel salud» que se abrió durante el estado de alarma como espacio complementario al Arnau de Vilanova. Este hotel podría acogar más adelante a pacientes no críticos de coronavirus para centralizar en el hospital el tratamiento de críticos, como se hizo durante el pico de la pandemia. «Las derivaciones se anticiparán para evitar una situación de colapso», ha asegurado Comella.

Acumulación de nuevos casos

Desde que estallara la pandemia, en la comarca del Segrià se han contabilizado 2.615 casos de coronavirus, de los que 853 han sido confirmados en las últimas dos semanas. Y, de ellos, 568 han sido diagnosticados en los últimos siete días, según los datos de la Conselleria de Salud. Este martes se han registrado otros 74 nuevos.

A ellos se suman los 30 casos registrados en el de Ordizia, que podría tener su origen en Lleida se han disparado a 30. También se atribuye al foco del Segrià el nuevo caso del que ha informado el Gobierno del Principado de Asturias, que ha iniciado el estudio de contactos de la persona afectada y sospecha que se trata de un caso importado de Cataluña.

En los primeros siete días de julio se han registrado 1.798 nuevos contagios en Cataluña, un aumento muy destacado de los contagios respecto a la evolución del mes anterior. Esta comunidad registró 4.516 nuevos positivos en todo el mes de junio.

Comentar ()