El epicentro de la pandemia está ahora en América. Estados Unidos es el país del mundo con más casos de coronavirus con más de tres millones, pero también en Latinoamérica el Covid-19 hace estragos. Brasil es el segundo país con más positivos en el mundo y su presidente, Jair Mesías Bolsonaro, tiene coronavirus. También lo padecen el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, y la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez.

Diosdado Cabello es presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, un órgano ilegítimo que el régimen creó para intentar neutralizar a la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

«Queridos compañeros y compañeras, cumplo con informar que luego de realizarme las pruebas correspondientes he resultado positivo en Covid-19. Desde ya me encuentro aislado cumpliendo el tratamiento indicado, gracias por sus buenos deseos, con la moral en alto. ¡Nosotros venceremos!», ha escrito en su cuenta de la red social Twitter.

Diosdado Cabello suspendió el miércoles su programa de televisión Con el mazo dando. La razón fue que había sufrido una reacción alérgica.

El número dos del chavismo es uno de los sancionados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. En un comunicado firmado por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, se decía en 2018: «Imponemos sanciones a figuras como Diosdado Cabello, que explotan su posición oficial para involucrarse en tráfico de drogas, lavado de dinero, malversación de fondos del Estado y otras actividades corruptas».

En marzo de 2020, el gobierno del presidente de EEUU, Donald Trump, ofreció una recompensa de diez millones de dólares por facilitar información que conduzca a la captura de Diosdado Cabello, acusado de narcoterrorismo. «Que el imperialismo se ocupe de perseguir a este humilde soldado, me fortalece», dijo entonces. Cabello sería el líder del cártel de los soles, llamado así por la insignia que llevan los militares chavistas.

Venezuela acaba de superar los 8.000 positivos por coronavirus y los 75 fallecidos. El régimen chavista atribuye el aumento de los últimos días a los casos importados, especialmente desde Colombia, según informa Europa Press. El líder chavista, Nicolás Maduro, habla del «virus colombiano», que «se metió por las trochas (como se llama a los pasos ilegales en la frontera colombo-venezolana)».

Miles de venezolanos que habían huido a países vecinos han tenido que volver a su país, debido a la propagación del coronavirus por la región.

La presidenta Áñez, también enferma

En un video difundido en Twitter, la presidenta interina de Venezuela, Jeanine Áñez, ha dado a conocer que ha enfermado de coronavirus. Áñez lleva en el poder después de que en noviembre pasado el presidente, Evo Morales, fuera depuesto tras ser acusado de fraude. Las elecciones presidenciales han tenido que posponerse por la pandemia hasta septiembre.

«Trabajaré desde mi aislamiento. Juntos vamos a salir adelante», dice Áñez en el video. Es una de las candidatas conservadoras a la Presidencia.

Son varios los miembros del gobierno boliviano que han sido víctimas del coronavirus: el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez; el titular de Minería, Jorge Fernando Oropeza; y de Salud, Eidy Roca. También está aislada la presidenta del Senado, Eva Copa. El opositor Julio Jiménez murió el lunes por Covid-19.

Bolivia registró el jueves 1.129 nuevos casos en todo el país. El número de positivos va aumentando sin parar. Ya son 44.113 positivos este jueves, mientras que el número de fallecidos asciende a 1.638. Tres cuartas partes de los positivos se concentran en las grandes ciudades: Santa Cruz, La Paz y Cochabamba. Los hospitales están al borde del colapso y en Cochabamba varios ciudadanos han muerto en plena calle. En esta localidad el cementerio está saturado.