EEUU va a la caza de Maduro de forma implacable. El Gobierno de Estados Unidos ha presentado este jueves cargos penales contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y otros 14 altos cargos de su Gobierno por su presunta implicación en el narcotráfico en el país en connivencia con las FARC colombianas.

Según la acusación dada a conocer en rueda de prensa por el fiscal general, William Barr, Maduro «ha permitido usar Venezuela como un lugar seguro para el narcotráfico» en la región. «Ha inundado Estados Unidos de cocaína», ha dicho.

El Departamento de Estado a su vez ha puesto precio a la cabeza del dirigente chavista y, en un comunicado, ha anunciado que recompensará hasta con 15 millones de dólares cualquier información que ayude a la detención de Nicolás Maduro. La recompensa es de 10 millones para la información que ayude a capturar a colaboradores como Diosdado Cabello, número dos del actual régimen.

En un comunicado difundido este jueves, el secretario de Estado, Mike Pompeo, confirma estas recompensas «por el arresto de los ciudadanos venezolanos contra quienes el Departamento de Justicia presentó sus acusaciones hoy”.

En una acción sin igual contra el gobierno de Maduro, la Justicia de EEUU ha presentado cargos por separado contra el presidente del Tribunal Supremo del régimen chavista, Maikel Moreno, acusado de aceptar sobornos en casos de corrupción relacionados con la empresa estatal Petróleos de Venezuela.

Maduro, Cabello, y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, y otros 12 dirigentes chavistas están acusados de conspirar con las FARC para financiar al movimiento guerrillero contra el gobierno colombiano a través de cargamentos de droga enviados a través de Venezuela.

Los fiscales estadounidenses alegan que Maduro, Cabello y Padrino López, diseñaron a partir de 2006 un plan para ayudar a las FARC y coordinarse con esta guerrilla para introducir droga en EEUU, a la par que los dirigentes venezolanos se beneficiaban económicamente de su implicación en el narcoterrorismo.

Mientras el pueblo venezolano sufre, esta camarilla se ha llenado los bolsillos. Esto ha llegado a su fin», dice el fiscal general de EEUU

El fiscal general, William Barr, ha dicho en rueda de prensa: “El régimen de Maduro está inundado de efectivo y criminalidad». Ha acusado a Maduro de «traicionar al pueblo venezolano» y corromper «sus instituciones». Ha remarcado Barr: «Mientras el pueblo venezolano sufre, esta camarilla se ha llenado los bolsillos. Esto ha llegado a su fin».

Barr mantiene que los líderes chavistas actúan con la intención de dañar a Estados Unidos. «Este tráfico de drogas se puso en marcha deliberadamente para dañar al pueblo estadounidense», ha declarado el fiscal general.

«No estamos actuando como policía para el planeta sino como policía para nosotros mismos, estamos protegiendo al pueblo estadounidense», ha añadido.

Al preguntarle a Barr sobre lo excepcional que resulta levantar una acusación de narcotráfico y narcoterrorismo contra un jefe de Estado de una nación extranjera, el fiscal general ha sido claro: «Estados Unidos no reconoce a Maduro como presidente de Venezuela».

El antecedente de Noriega

La memoria histórica nos traslada a 1988 cuando los fiscales federales de Miami acusaron al general panameño Manuel Antonio Noriega por narcotráfico. Noriega manejaba el poder como comandante de las Fuerzas Armadas. Fue capturado en enero de 1990 durante la invasión militar de Panamá y declarado culpable.

En la lista de acusados también figuran Néstor Reverol, ministro del Interior, Justicia y Paz; Luis Motta Domínguez, ex ministro de Energía Eléctrica; Cliver Alcalá Cordones, mayor general del Ejército; Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía Eléctrica; y Hugo Carvajal, diputado a la Asamblea Nacional, ex jefe de la DGCIM que se encuentra en paradero desconocido.

El conocido como Pollo Carvajal criticó al régimen chavista después de que Juan Guaidó fuera designado presidente el 23 de febrero de 2019 en una asamblea popular. La reelección de Maduro, en las presidenciales de mayo de 2018, están cuestionadas por la comunidad internacional. Hugo Carvajal está pendiente de extradición a EEUU desde España, donde se refugió, aunque sus abogados han presentado recurso.

Carvajal, que estuvo a cargo del DGCIM y huyó a España, se encuentra en paradero desconocido. Está pendiente de ejecución su entrega a Estados Unidos

Estados Unidos ha incluido a Venezuela entre los países patrocinadores del terrorismo, en la misma categoría de Corea del Norte, Irán, Sudán y Siria.