Política EL EX PRESIDENTE DEL BALONCESTO ESPAÑOL, A UN PASO DEL BANQUILLO DE LOS ACUSADOS

Garbajosa pide casi 8 años de cárcel para Sáez por cargar gastos particulares a la Federación

La FEB acusa al anterior presidente de apropiación indebida y administración desleal y solicita para él una pena de siete años y nueve meses, casi el doble de lo que pide la Fiscalía / La entidad deportiva le reclama también al menos 187.900 €

logo
Garbajosa pide casi 8 años de cárcel para Sáez por cargar gastos particulares a la Federación
Jorge Garbajosa y José Luis Sáez, el día en que el primero relevó al segundo.

Jorge Garbajosa y José Luis Sáez, el día en que el primero relevó al segundo. FEB

Resumen:

La Federación Española de Baloncesto (FEB) solicita una pena total de siete años y nueve meses de prisión para el ex presidente José Luis Sáez, al que atribuye la autoría de delitos de apropiación indebida y administración desleal por imputar gastos personales y familiares a la entidad durante años. Esta acusación particular también reclama al anterior dirigente una indemnización de al menos 187.900 euros por el perjuicio que le ha ocasionado presuntamente su actuación.

Así se detalla en el escrito de acusación que la FEB presentó el pasado 19 de junio, semanas después de que el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid notificara a las partes el auto por el que acordaba continuar por el procedimiento abreviado la tramitación de las diligencias previas abiertas en septiembre de 2016. Es el paso anterior al procesamiento de los dos acusados que se mantienen en la causa para el posterior enjuiciamiento de los hechos.

La juez María José Ortega Moreno sostiene que José Luis Sáez, al menos desde 2008, hizo un «uso abusivo y desleal de sus funciones como máximo órgano de gobierno» de la Federación, «utilizando de forma habitual y continuada en el tiempo fondos federativos para uso privado y cargando a las cuentas» de la entidad deportiva «gastos personales y familiares». La magistrada se ha desmarcado en gran medida de la instrucción realizada por su antecesor, no apreciando indicios de delitos (como blanqueo de capitales, organización criminal o delito fiscal) que sí imputó el magistrado que inició la investigación.

En su escrito de acusación, la FEB -presidida por Jorge Garbajosa desde hace cuatro años- solicita para el anterior dirigente cuatro años y nueve meses de cárcel por apropiación indebida y otros tres años por administración desleal. A Luis Giménez, ex secretario general-director económico de la FEB, la petición alcanza los cinco años y seis meses al considerarlo también autor de los dos mismos delitos.

Después de haber mantenido una posición sumamente tibia durante la instrucción, en la que llegó a estar imputada como persona jurídica, la FEB se ha descolgado con una dura acusación que casi dobla las penas solicitadas por la Fiscalía Anticorrupción. Esta parte pide cuatro años para Sáez y uno y nueve meses para Giménez: el primero como autor de un delito de apropiación indebida y el segundo como cómplice de dicho ilícito.

En cuanto a la responsabilidad civil, el Ministerio Público establece la indemnización en 136.000 euros. De esta cantidad tendría que responder subsidiariamente Luis Giménez en la medida en que no lo haga el antiguo mandamás del baloncesto español.

Gastos en restaurantes y viajes

La FEB, por su parte, cuantifica inicialmente el perjuicio económico en 187.905,73 euros, cuantía vinculada a los gastos en restaurantes y viajes supuestamente personales que José Luis Sáez cargó a la entidad deportiva. No obstante, esta acusación deja abierta la puerta a elevar el importe de la indemnización con los resultados que arrojen las pruebas que se practiquen en el juicio oral, justifica en su escrito.

Entre las cantidades que reclama la Federación, 110.395,10 euros corresponden a gastos realizados en los restaurantes La Montanera (Sevilla), Poma (Sanlúcar de Barrameda) y Portobello (Madrid). También hay 72.796,21 euros en servicios facturados por dos agencias de viaje, entre ellos el realizado al complejo Eurodisney con su familia en junio de 2009.

Hasta este momento, José Luis Sáez ha devuelto 51.844,95 euros en tres abonos. El primero fue por un importe de 25.000 euros y tuvo lugar el 10 de diciembre de 2015, el día que trascendió que el Consejo Superior de Deportes (CSD) había ordenado la realización de una revisión complementaria a las cuentas de la Federación tras recibir una denuncia del Comité de Auditoría y Control de de la entidad deportiva en la que alertaba de que el entonces presidente había hecho un uso indebido de los fondos.

Garbajosa pide para Sáez, quien lo colocó en la Federación tras retirarse como jugador, el doble de pena que Anticorrupción

El 18 de octubre de 2016, semanas después de que el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid incoara las diligencias previas e iniciara la investigación, devolvió 21.492,55 euros que la auditoría realizada por BDO a encargo del CSD había revelado como de difícil justificación por tareas federativas. «No es mi deseo que un asunto menor pueda enturbiar la labor que durante tantos años de mi vida he realizado al frente de esa Federación ni los logros y éxitos conseguidos durante los mismos», justificó en una carta enviada cuatro días antes a Garbajosa, en la que dejaba claro que la devolución no implicaba que reconociera los hechos que se le imputaban.

Los 5.352,40 euros restantes los ingresó el pasado mes de febrero, cuando la instrucción llevaba ya meses concluida y la juez María José Ortega Moreno no había dictado todavía el auto por el que continuaba seguir la tramitación de las diligencias previas por el procedimiento abreviado.

Presentados los escritos de acusación, el caso está a la espera de que la Audiencia de Madrid resuelva los recursos interpuestos por Sáez y Giménez contra el auto que los coloca a un paso del banquillo de los acusados y de que el juzgado -salvo revocación- eleve las actuaciones a la instancia superior para el enjuiciamiento.

El volantazo de la Federación

La Federación Española de Baloncesto ha dado un volantazo en la posición que mantenía en el caso. La organización deportiva ha realizado la mayor petición de penas para el ex presidente y el ex secretario general-director económico de las dos acusaciones personadas -el CSD se retiró ya del procedimiento- después de que al inicio de las actuaciones declinara el ofrecimiento de acciones que le hizo el juez Juan Antonio Toro Peña, hoy rehabilitado por el Tribunal Supremo

«(…) teniendo en cuenta que los gastos del Sr. Sáez considerados no justificados que han sido cargados en la cuenta de resultados de la FEB, según el informe de la auditora BDO, ya han sido satisfechos por el Sr. Sáez, esta Federación no se persona como perjudicada. Ello sin perjuicio de que, en su caso, pueda personarse en otro momento procesal de conformidad con la legislación vigente, si de las investigaciones resultase la existencia de un perjuicio para la FEB», justificó Garbajosa en un escrito enviado al juzgado el 21 de octubre de 2016.

Carta enviada por la FEB al juzgado en 2016 rechazando personarse como perjudicada.

Las cosas cambiaron notablemente en el primer trimestre de 2017. En febrero, el instructor citó a la Federación Española de Baloncesto en calidad de investigada como persona jurídica por la posible comisión de delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal. Y semanas después la FEB solicitó su personación en la causa como acusación particular a la vista del avance de las diligencias y tras tener «conocimiento de los hechos» que se investigan, según informó Garbajosa durante la reunión de la comisión delegada celebrada el 14 de marzo de 2017. El mandatario federativo explicó entonces que el cambio de posición se adoptó después de que José Luis Sáez hubiera comparecido como imputado el 21 de febrero y tan sólo hubiera accedido a responder las preguntas de su defensa.

Sáez le abrió la puerta a Garbajosa

Jorge Garbajosa tomó precisamente el relevo de Sáez como presidente de la Federación Española de Baloncesto tras imponerse en las elecciones celebradas el 9 de julio de 2016 a los otros dos candidatos en liza: Arturo Aguado y Alfonso Cabeza. El ex jugador internacional ya anunció a finales de 2019 que optará a la reelección, a la que llegará después de haber logrado enderezar la situación económica de la Federación. Salvo contratiempo, los comicios se celebrarán el próximo 21 de septiembre.

Garbajosa llegó al organigrama directivo de la FEB precisamente de la mano de José Luis Sáez, que lo puso al frente del área de Responsabilidad Social Corporativa cuando el ex jugador internacional colgó las botas en junio de 2012. Años después, los caminos parecen haberse separado definitivamente.

Comentar ()