José Luis Sáez devolvió otros 21.492,55 euros a la Federación Española de Baloncesto (FEB) cuando la Fiscalía Anticorrupción ya lo investigaba por imputar a la entidad deportiva gastos particulares ajenos al desempeño de su cargo, uno de los motivos por los que ha sido citado a declarar la próxima semana en calidad de imputado ante el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid. Se trata del segundo ingreso a favor de la FEB que realiza desde que a finales de 2015 estalló el escándalo.

Según ha podido conocer El Independiente, Sáez realizó la transferencia bancaria por dicho importe a las 00.07 horas del pasado 18 de octubre, semanas después de que el Ministerio Público recibiera el expediente y requiriera a la FEB los justificantes de los gastos cargados a las tarjetas corporativas por el ex presidente y otros dos directivos que el auditor consideró no justificados en el informe complementario realizado a instancias del Consejo Superior de Deportes (CSD).

Copia de la transferencia realizada por José Luis Sáez a la Federación de Baloncesto el pasado 18 de octubre.

Fue la Fiscalía Anticorrupción el órgano que inició la investigación en el ámbito judicial después de que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) acordara por unanimidad el pasado 14 de julio poner los hechos en conocimiento del Ministerio Público al entender que la imputación de gastos particulares a la FEB por parte de Sáez y su director económico podrían tener trascendencia penal. A finales de septiembre, el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid abrió una pieza tras tener conocimiento de los hechos por la querella que el ex presidente de la Federación Española de Tenis José Luis Escañuela interpuso contra el entonces presidente del CSD, Miguel Cardenal, y Anticorrupción tuvo que inhibirse. Escañuela adjuntó la denuncia que el comité de Auditoría, Control y Seguimiento de las Cuentas de la FEB presentó ante el CSD a finales de 2015 en un intento de demostrar el doble rasero que Cardenal había seguido con Sáez -supuestamente más benévolo- y con él, al que llevó a Anticorrupción.

En concreto, la auditoría realizada por la firma BDO puso de manifiesto que 110 cargos realizados por José Luis Sáez con las tarjetas de la Federación no estaban justificados, totalizando 23.132,26 euros. Requeridos los justificantes por parte de la Fiscalía Anticorrupción, la Federación sólo pudo aportar 103 por un importe de 21.492,55 euros: otros seis por 1.496,31 euros «se han extraviado» y otro de 143,40 euros -correspondiente a una maleta adquirida en El Corte Inglés el 13 de enero de 2014- se había incluido dos veces en la relación detallada por el auditor, según informó al Ministerio Público en un escrito enviado el pasado 7 de octubre.

En el listado figuran gastos de difícil justificación con el desempeño del cargo de presidente de la FEB, como la compra de puros Montecristo, enmarcaciones, ropa, comidas y cenas realizadas en su localidad de veraneo (Sanlúcar de Barrameda), un televisor de 32 pulgadas o una doble sesión de manicura y pedicura en el spa del Hotel Radisson Blu de Dakar (Senegal), como ha informado este diario.

 

Carta enviada por José Luis Sáez a Jorge Garbajosa el pasado 14 de octubre.

Cuatro días antes de realizar la transferencia de los 21.492,55 euros, Sáez envió una carta al actual presidente de la Federación de Baloncesto, Jorge Garbajosa, en la que le anticipaba su intención de devolver el dinero aunque, en su opinión, eran gastos plenamente imputables a la FEB. Pretendía así «no dejar sombra de duda» sobre su proceder como presidente federativo.

«A raíz de la controversia surgida al respecto de la procedencia de los gastos que por importe de 21.492,55 euros se hicieron en la cuenta de pérdidas y ganancias de la Federación con las tarjetas Visa y otros conceptos, que tenía para dicho objeto y dejando rotundamente claro que jamás se ha cometido irregularidad alguna en dichos cargos o conceptos y que todo ha sido conforme a derecho, no es mi deseo que un asunto menor pueda enturbiar la labor que durante tantos años de mi vida he realizado al frente de esa Federación ni los logros y éxitos conseguidos durante los mismos, de forma que, sin que de ninguna forma implique reconocimiento alguno de los hechos que se me atribuyen, es mi deseo y así procedo a ingresos esos 21.492,55 euros que refiere el TAD y la auditoría especial de gestión como de dudosa procedencia en el concepto del cargo en la cuenta que la Federación tiene abierta en Caixabank, para despejar y no dejar sombra de duda alguna sobre mi gestión», razona en la carta.

Carta enviada por el actual presidente de la FEB al juzgado rechazando personarse en la causa como parte perjudicada.

Se trata de la segunda devolución de dinero que José Luis Sáez realiza a la FEB desde que estalló el escándalo de sus gastos. La primera fue por un importe de 25.000 euros y tuvo lugar el 10 de diciembre de 2015, justo el día que El Mundo desveló que el CSD había ordenado la realización de una auditoría complementaria a los gastos de la Federación tras recibir una denuncia que alertaba del posible uso indebido de fondos por parte del entonces presidente.

El doble ingreso realizado por Saéz es el argumento que ha invocado Garbajosa para declinar el ofrecimiento que le ha realizado el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid por si quería ejercer acciones en el procedimiento abierto y resarcirse por el presunto daño causado por la actuación del mandamás, como ya desveló El Independiente. «(…) teniendo en cuenta que los gastos del Sr. Sáez considerados no justificados que han sido cargados en la cuenta de resultados de la FEB, según el informe de la auditora BDO, ya han sido satisfechos por el Sr. Sáez, esta Federación no se persona como perjudicada. Ello sin perjuicio de que, en su caso, pueda personarse en otro momento procesal de conformidad con la legislación vigente, si de las investigaciones resultase la existencia de un perjuicio para la FEB», expone el actual presidente en un escrito enviado al juzgado el pasado 21 de octubre.

Garbajosa, que llegó a la FEB de la mano de Sáez, rechazó personarse en la causa al haber devuelto el dinero su antecesor

Jorge Garbajosa, que se impuso en las elecciones celebradas el pasado 9 de julio a los otros dos candidatos en liza (Arturo Aguado y Alfonso Cabeza), llegó a la directiva de la Federación de la Baloncesto de la mano de José Luis Sáez: lo incorporó para dirigir el área de Responsabilidad Social Corporativa cuando el ex jugador internacional se retiró en junio de 2012.

Tanto el hoy presidente como su número dos, José Antonio Montero, fueron de los 27 empleados que mantuvieron tarjetas de crédito de la FEB durante el periodo analizado en la auditoría complementaria: 2011-2015. En su calidad de director del área de responsabilidad social corporativa, Garbajosa dispuso de tarjeta durante 2014 y 2015. Y Montero, que en los últimos años ejerció el cargo de director de Relaciones Internacionales, la mantuvo desde 2012.

José Luis Sáez no fue el único integrante de la anterior estructura directiva de la Federación que imputó gastos a su tarjeta y que la auditoría ha puesto en cuestión. En el caso de Luis Giménez, ex secretario general-director económico de la FEB e investigado también en el procedimiento penal, se ponen en duda 32 cargos que suman 12.260 euros. La Federación aportó a la Fiscalía el pasado 7 de octubre 30 justificantes por un montante de 12.138,17 euros, habiéndose extraviado otros dos por importe de 121,83 euros. En el caso de Francisco Barranco, ex director general de Eventos, la FEB entregó al Ministerio Público 34 justificantes de sus gastos bajo sospecha por la suma de 10.444,83 euros.

Rey mago por ‘solidaridad’

De otro lado, Sáez ha admitido que la Federación -a través de la Fundación Socio-Cultural del Baloncesto Español- pagó 45.000 euros al Ateneo de Sevilla con motivo de la Cabalgata de Reyes Magos de 2008 en la que él encarnó a Melchor y en la que FEB contó con una carroza propia.

En el escrito de alegaciones presentado el 23 de diciembre de 2015 tras la denuncia presentada ante el CSD por el Comité de Auditoría de la Federación, Sáez dice que el cortejo «fue un escenario ideal» para promocionar el Eurobasket 2007 -éste se había celebrado meses antes- y la candidatura a la Copa del Mundo de Baloncesto 2014, cuya organización se le adjudicó a España en mayo de 2009.

Según el entonces mandamás, los beneficios de dicho acto de promoción «son similares» a otros en los que participó la Federación de Baloncesto, como las carreras de caballos de Sanlúcar de Barrameda, y con el incentivo añadido de ser «un acto solidario».

Sáez expone en el documento que Sevilla «no fue la única» ciudad en la que la FEB participó en sus cabalgatas de Reyes Magos, sino que hubo carrozas conmemorativas del Eurobasket 2007 en todas las sedes que acogieron partidos de este campeonato: Madrid, Granada, Palma de Mallorca y Alicante. «Queda suficientemente aclarado que el patrocinio de estos eventos de promoción en todas las sedes del Eurobasket 2007 ha generado beneficios para su organización, contribuyendo a la promoción y difusión de las mismas», defiende.

Cinco meses en Puerto Rico

El antecesor de Garbajosa en la Presidencia de la Federación Española de Baloncesto está citado a declarar el próximo martes por el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid, que le investiga por la posible comisión de delitos de malversación de caudales públicos, administración desleal o apropiación indebida y falsedad documental. Sáez había sido citado a comparecer el pasado 24 de enero, pero su abogado presentó un escrito en el que decía que su representado se encontraría fuera de España hasta el 20 de febrero y se pospuso su declaración.

Como ya informó este periódico, la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) colocó a Sáez a principios del pasado mes de septiembre al frente de un grupo de trabajo para ayudar a la Confederación Brasileña (CBB) a solucionar su crisis. El ex mandamás del baloncesto español ha tenido su base de operaciones durante los últimos cinco meses en Puerto Rico.