España

El ex presidente de la Federación de Baloncesto acepta 12 meses de prisión y devolver hasta 118.000 euros

José Luis Sáez alcanza un acuerdo de conformidad con la Fiscalía y la FEB semanas antes del juicio en el que se enfrentaba a una petición de pena de cuatro años por parte del Ministerio Público por cargar gastos personales y familiares a la entidad

Jorge Garbajosa y José Luis Sáez en 2016, cuando se produjo el relevo en la Presidencia de la FEB.

Jorge Garbajosa y José Luis Sáez en 2016, cuando se produjo el relevo en la Presidencia de la FEB.

El ex presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB) José Luis Sáez acepta una condena de 12 meses de prisión y reintegrar hasta 118.000 euros en vísperas de que se celebre el juicio en el que se enfrentaría a una petición de pena de la Fiscalía de cuatro años de cárcel como presunto autor de un delito continuado de apropiación indebida por haber cargado gastos personales y familiares a la entidad durante años. La asunción de la responsabilidad incluye también inhabilitación para cargo público.

Fuentes jurídicas han informado a El Independiente de que la defensa de Sáez ha alcanzado este miércoles un acuerdo de conformidad con Anticorrupción y la FEB que le permite conjurar el riesgo de ingresar en prisión en caso de que se celebrara la vista oral -fijada para el 11 de enero en la Sección 29 de la Audiencia de Madrid- y resultara condenado a más de dos años. El trato está pendiente de que se ratifique en Sala.

El acuerdo alcanza también al ex secretario general-director económico de la Federación Española de Baloncesto Luis Giménez, para el que el Ministerio Público pedía un año y nueve meses de cárcel por su presunta condición de cooperador necesario. Según las mismas fuentes, el ex directivo acepta seis meses de cárcel y tres de multa.

El propio Sáez ha difundido este jueves un mensaje a través de su perfil oficial en Twitter en el que se muestra confiado en poder cerrar el acuerdo para cerrar un caso «al que considero nunca debí llegar». El antiguo mandamás del baloncesto español dice que, «tras seis años de silencio», espera «en breves fechas dar todo tipo de detalles» acerca de las «situaciones que se dieron tanto en fase administrativa como judicial».

La negociación para alcanzar el acuerdo la ha liderado el Ministerio Público y a él se adherido la Federación, personada en la causa en su condición de perjudicada. La entidad deportiva que preside Jorge Garbajosa, al que Sáez puso al frente del área de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) cuando el ex jugador internacional colgó las botas en junio de 2012 y quien le sucedió en la Presidencia de la FEB en julio de 2016, pedía siete años y nueve meses de cárcel por sendos delitos continuados de apropiación indebida y administración desleal para el antiguo mandamás y tres años y medio para su número dos como cómplice.

En su artículo 21, el Código Penal prevé la confesión y la reparación del daño causado entre las circunstancias atenuantes de la responsabilidad, lo que permite rebajar un grado la pena. Con todo, las fuentes fiscales consultadas recuerdan que la conformidad está supeditada a que los acusados no declaren de manera distinta en el juicio.

2015: denuncia ante el CSD

El acuerdo sienta las bases para cerrar el caso judicial justo seis años después de que el diario El Mundo desvelara que el Consejo Superior de Deportes (CSD) -entonces dirigido por Miguel Cardenal- había ordenado la realización de una auditoría complementaria a los gastos de esta federación tras recibir una denuncia del Comité de Auditoría, Control y Seguimiento de las cuentas de la FEB -integrado entonces por los presidentes territoriales Joan Fa (Cataluña), Francisco Martín Micó (Galicia) y Germán Monge (Vizcaya)- que alertaba del posible uso indebido de fondos por parte del entonces presidente. En julio de 2016, el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) puso las conclusiones de dicho trabajo en conocimiento del Ministerio Público al entender que podían tener trascendencia penal, si bien la Fiscalía tuvo que inhibirse al abrir diligencias el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid en septiembre de ese año.

«El investigado José Luis Sáez, en su condición de presidente de la Federación Española de Baloncesto, vino haciendo de forma continuada en el tiempo -cuando menos desde el año 2008- un uso abusivo y desleal de sus funciones como máximo órgano de gobierno de aquélla, prevaliéndose de su cargo y ello utilizando de forma habitual y continuada en el tiempo fondos federativos para uso privado», expuso la magistrada María José Ortega Moreno en el auto con el que el 13 de mayo de 2020 acordó transformar las diligencias previas en procedimiento abreviado.

El ex mandamás del baloncesto español ha reintegrado al menos 70.815 euros desde que estalló el caso a finales de 2015

Junto a la pena de prisión, la Fiscalía Anticorrupción reclamaba en su escrito de conclusiones provisionales siete meses de multa para Sáez a razón de una cuota diaria de 100 euros, lo que totalizaba 21.000 euros. Finalmente el acuerdo se ha cerrado en seis meses. También exigía que indemnizara a la FEB con 136.885,36 euros, 51.020,37 euros menos de lo que pedía la federación: 187.905,73 euros.

La suma a restituir finalmente se ha cerrado en 118.000 euros, cantidad de la que José Luis Sáez había devuelto 70.815,95 euros en cuatro transferencias (25.000 euros el 10 de diciembre de 2015, 21.492,55 euros el 18 de octubre de 2016, 5.352,40 euros el 4 de febrero de 2020 y 18.971 euros el 22 de junio de 2020) antes de que el juzgado que instruyó el caso decretara el auto de apertura de juicio oral el 10 de julio de 2020. En él se fijaba plazo de un día para que depositara 225.000 euros en concepto de responsabilidad civil, por lo que el dinero está ya asegurado.

De la cantidad calculada por Anticorrupción, 59.054,03 euros corresponden a gastos de restauración que presuntamente Sáez imputó de forma indebida al presupuesto federativo y 45.685,68 euros a las estancias y tratamientos que el entonces mandamás del baloncesto español recibió en el Hotel Villa Padierna Palace Hotel y en la Clínica Buchinger, ambos en Marbella. En el segundo establecimiento, la factura se cargó concretamente al descuento comercial pactado con la agencia de viajes que trabajaba con la Federación por alcanzar un determinado volumen de ventas (rappel). 

Viaje familiar a Eurodisney

La cifra incluye también los 22.738,32 euros facturados a cuenta de la estancia de una cuñada de Sáez en el Aparthotel Husa Acacia Barcelona durante el tratamiento médico al que se estaba sometiendo, 5.043,22 euros por gastos con cargo a las tarjetas de crédito corporativa «asignadas a otra persona» y 4.363,61 euros por cantidades dispuestas entre los años 2008 y 2010.

A la FEB le salía una cuantía mayor de la apreciada por la Fiscalía. Así, considera que José Luis Sáez sufragó con los recursos federativos 110.395,10 euros en consumiciones realizadas en restaurantes sin justificación con la responsabilidad que desempeñaba -entre ellos uno próximo a su domicilio sevillano y otro en su lugar de veraneo, Sanlúcar de Barrameda- y 72.796,21 euros en servicios facturados por dos agencias de viaje, uno de ellos correspondiente a un viaje realizado con su familia al complejo Eurodisney en junio de 2009.

La titular del Juzgado de Instrucción 36 de Madrid no consideró delictivo que la FEB hubiera abonado 45.000 euros para que Sáez encarnara al rey Melchor en la Cabalgata del Ateneo de Sevilla de 2008 o que patrocinara carreras de caballos en Sanlúcar de Barrameda por ser actividades de promoción de la Copa del Mundo 2014, de ahí que estos hechos quedaran finalmente fuera del objeto del enjuiciamiento.

———–

Esta información se ha actualizado respecto a la versión inicial para modificar la cuantía de la indemnización a la FEB inicialmente difundida (son 118.000 euros en lugar de los 160.000 que se decían) y para incluir los mensajes difundidos por el ex presidente Sáez en Twitter.

Te puede interesar

Comentar ()