País Vasco | Política

La compañía alavesa Tubacex anuncia el despido de 500 trabajadores

Supone el 20% de su plantilla y con ello quiere frenar las pérdidas "y salvar la mayor parte de empleos". El Gobierno vasco afirma que situaciones como ésta se repetirán, "no serán ni una ni dos".

logo
La compañía alavesa Tubacex anuncia el despido de 500 trabajadores
Tubos de acero.

Tubos de acero. Europa Press

Resumen:

La compañia vasca Tubacex ha anunciada hoy el despido de casi el 20% de su plantilla a consecuencia de la grave crisis por la que atraviesa y que se ha visto agudizada por el impacto económico de la pandemia. La compañía ha dado a conocer que despedirá a cerca de 500 trabajadores, si bien no ha detallado cuál será la distribución geográfico de la medida en el conjunto de sus plantas dispersas por todo el mundo. Actualmente esta multinacional de origen alavés cuenta con la mitad de su plantilla en España, fundamentalmente en sus plantas de Amurrio y Llodio, con casi 800 empleados.

La situación por la que atravesaba el sector desde hace años había llevado a Tubacex, líder mundial en la producción de tubos sin soldadura de acero inoxidable, a plantear la posibilidad de EREs desde hace años. Actualmente, desde el inicio de la crisis económica derivada de la pandemia, casi la mitad de los trabajadores se encontraba en ERTE, una situación que la dirección de la compañía ya avanzó que no podría mantenerse mucho más tiempo.

El ajuste de personal se acuerda para hacer frente a un ahorro de 21 millones de euros el próximo ejercicio. La compañía cerró el primer trimestre de este año con unas pérdidas de 1,6 millones de euros y el Consejero Delegado de la compañía, Jesús Esmorís, ya avanzó que si no se reconducía la crisis en un corto espacio de tiempo habría que tomar decisiones más graves.

En una nota, Tubacex afirma que la caída en un 50% de la actividad del sector «ha motivado el despliegue urgente de medidas» como la anunciada este mediodía. Justifica su decisión en un intento por «salvar la mayor parte del empleo».

«Hay que ser realistas»

El despido de uno de cada cinco trabajadores se produce después de años en una situación complicada que se vio agravada por la crisis del petróleo -mucha de la producción va destinada al sector del petróleo- y ahora se ha agudizado por el impacto económico del Covid-19.

La consejera de Desarrollo Económico del Gobierno vasco, Arantza Tapia, ha apuntado que se trata de una «muy mala noticia» pero que hay que ser «realistas»: «No será la única, habrá más de una y de dos situaciones más como ésta», ha advertido.

Tapia ha apelado a no minimizar el impacto de la crisis «debemos saber a qué nos enfrentamos», para tomar las decisions más adecuadas. En este sentido, ha defendido que además de las medidas de carácter urgente que se puedan tomar, «tenemos que pensar en el largo plazo, en medidas que nos permitan ser más competitivos».

En relación al plan de ayudas europeas aprobado esta noche, la consejera del Gobierno vasco ha señalado que Euskadi ya tiene muy avanzados proyectos que encajarían con las exigencias de apuestas estratégicas que solicita la UE. Ha señalado que existen en fase muy desarrollada proyectos en el ámbito de la transición ecológica, energética y de otro tipo, que queremos ir adelantando de forma intensa para cuando lleguen las ayudas».

Comentar ()