El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, cree que el «espíritu republicano» se abre cada vez más paso en España, y que esto puede llevar, no en el corto plazo, sino en el medio y el largo plazo, a «un horizonte de una república plurinacional y solidaria».

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en los Cursos de Verano que organiza la Universidad Complutense en El Escorial, en la conferencia ‘La centralidad del objetivo nº 10: reducción de las desigualdades’, en contra de lo que horas antes había asegurado otra vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que descarta la celebración a corto y medio plazo de un referédum y garantizaba que «la Jefatura del Estado no está en cuestión».

Iglesias se ha pronunciado así al ser preguntado, durante esa charla, sobre si ve posible que se abra un proceso constituyente para revisar el modelo territorial del Estado y avanzar hacia uno federal o confederal.

«La gente joven no entiende que al jefe del estado no se le elija»

En su respuesta, el vicepresidente ha ido más allá, y se ha referido no sólo al plano territorial, sino también al modelo de jefatura de Estado. A este respecto, Iglesias ha afirmado que la gente joven no entiende «el funcionamiento de algunas instituciones», ni el hecho de que «al jefe del Estado no se le vote» porque así se decidió «de manera indirectísima hace más de 4o años», y por ello, quiere «algo más moderno, más avanzado y más racional».

«Es lógico que gente de veintitantos años, de treinta y tantos años y de cuarenta y tantos años no entendamos que este país no tenga un jefe del Estado que se le elija democráticamente», ha apostillado.

Por ello, cree que es lógico que ese horizonte «republicano», que es «muy interesante», se acabe abriendo paso, aunque no sea a corto plazo, y siempre «respetando la legalidad» y «comprendiendo lo que significa la correlación de fuerzas».

Eso correlación de fuerzas actual es la que impide, según Iglesias, que este horizonte se pueda plantear ahora, ya que «para una reforma constitucional de calado», como sería la de plantear un cambio en la forma de Estado, para pasar de la monarquía a la república, «harían falta consensos parlamentarios que no existen ni de lejos». «Vamos a tener que esforzarnos mucho para sacar adelante los Presupuestos, no digo ya para hacer una reforma constitucional de calado», ha reconocido.

«Pero dicho esto, sí percibo un horizonte, no en el corto plazo, pero sí en el medio o largo plazo. Y ojo, porque los horizontes en política tienen una importancia enorme», ha avisado, antes de concretar que ese horizonte al que se refiere es el de una «república plurinacional y solidaria, como el resultado de un acuerdo que facilite la convivencia de todo el mundo».

En este sentido, el líder de Podemos ha defendido que «el hecho de que los cambios no se vayan a producir de inmediato», no quiere decir que esos deseos no se vayan manifestando ni avanzando social e históricamente.

«Yo sí tengo la sensación de que en el contexto de los conflictos tradicionales de España, donde la cuestión social y la cuestión territorial tienen un peso determinante, hay un espíritu republicano que se va a abriendo paso, que ve un horizonte de una España como una república plurinacional y solidaria», ha recalcado.

Una derecha republicana

En ese escenario será necesario «convocar», según Iglesias, a la «derecha republicana», que «tradicionalmente existió en nuestro país», y que debe asumir que las instituciones hay que protegerlas», así como al Estado del Bienestar; la defensa de lo público y también los valores federales o confederales.

«Creo que ese horizonte republicano plurinacional y solidario para pensar una república, que no es una tarea de legislatura sino histórica y de más amplio alcance, creo que se va a ir abriendo paso poco a poco, no como una suerte de nostalgia del pasado. Quien quiera repetir experiencias del pasado no ha entendido como funciona la historia«, ha enfatizado.