La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial ha hecho público este miércoles un comunicado en el que recuerda que «el respeto a la independencia del Poder Judicial» es un «elemento clave del Estado de Derecho».

El acuerdo, aunque no va dirigido a ningún destinatario, se hace público cuando el Gobierno y el Partido Popular, principal partido de la oposición, ultiman la negociación para renovar tanto el CGPJ, pendiente desde finales de 2018, como un tercio del Tribunal Constitucional cuyos cargos están de salida. Fuentes de CGPJ consultadas por El Independiente aclaran, sin embargo, que el comunicado es una respuesta a las críticas vertidas esta semana por miembros de Unidas Podemos contra el juez Juan José Escalonilla, que ha abierto una investigación al partido como persona jurídica y a varios miembros de su cúpula por su financiación. El secretario de Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, afirmó durante una declaración pública que el juez hace «cosas extrañas» y achacó a la investigación del titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid una «utilización política».

El texto emitido por el CGPJ dice lo siguiente: «La Comisión Permanente, en la sesión ordinaria celebrada en el día de hoy, quiere hacer un recordatorio de que el respeto a la independencia del Poder Judicial, expresión de la división de poderes, es un elemento clave del Estado de Derecho y de la propia democracia. La confianza de los ciudadanos en la independencia de jueces y magistrados es la mejor garantía para la defensa de los derechos fundamentales y de las libertades públicas de todos».

Nuevo reproche a posiciones de Podemos

A pesar de que no queda claro a quien va dirigido, las fuentes consultadas indican que responde a las palabras de miembros del partido del vicepresidente del Gobierno después de conocerse la investigación alrededor de sus gastos de campaña, y ante las que ha tenido «que posicionarse tanto el presidente del Gobierno como el Ministro de Justicia, confiando en la independencia judicial».

Según las citadas fuentes, la propuesta del texto iba a ser en un principio «más extensa», pero el «debate ha sido intenso» y finalmente se ha quedado en un corto y etéreo texto que se publica precisamente en los días en que se conoce que el acuerdo entre el Gobierno y el Partido Popular para la renovación del CGPJ está prácticamente a punto.

Aunque los acercamientos entre el partido del Gobierno (por medio del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo) y el principal partido de la oposición (a través de su responsable de Justicia, Enrique López) son discretos, ha salido a la luz que habrían acordado, como publicó el lunes este diario, proponer a diez vocales del CGPJ cada uno, dando el PSOE el nombre del presidente. Entre las propuestas del PSOE se incluiría también el nombre de algún vocal propuesto por Podemos, su socio de Gobierno al que Pedro Sánchez necesita para mantenerse al frente del Ejecutivo.

El acuerdo de la Comisión Permanente del CGPJ para publicar el comunicado en el que se reivindica su independencia ha sido aprobado con los votos del presidente, Carlos Lesmes; y de los vocales José Antonio Ballestero, Nuria Díaz, Juan Manuel Fernández y Juan Martínez Moya. Han votado en contra los vocales Álvaro Cuesta -que ha anunciado la formulación de un voto particular-, Rafael Mozo y Pilar Sepúlveda.

¿Despolitizar el CGPJ?

Tanto la renovación del órgano de Gobierno de los jueces como del Tribunal Constitucional requiere de una mayoría cualificada del Congreso (210 de los 350 diputados de la Cámara), por lo que el partido del Gobierno necesita al Partido Popular para llevarla a cabo. Las negociaciones han estado bloqueadas casi dos años, después de fracasar tras hacerse público en noviembre de 2018 un mensaje sobre los acercamientos entre los dos partidos en el que el PP alardeó de que pondría al frente del CGPJ a uno de los suyos, Manuel Marchena, y así controlaría la Sala Penal del Supremo, que juzgaría a los líderes del procés, «por detrás».

Tras filtrarse aquel mensaje de las negociaciones de un grupo de senadores populares, Marchena renunció a ser propuesto para la presidencia del CGPJ para no poner en cuestión su independencia y el acuerdo saltó por los aires. El PP volvió a la posición de que los magistrados deben ser propuestos por las asociaciones judiciales y no por los partidos políticos,.

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando ejercía como líder de la oposición y otros miembros de su partido defendieron en los últimos años que era necesaria una «despolitización» del Consejo General del Poder Judicial, dejando los partidos políticos de proponer a sus vocales. Ni PSOE ni PP parecen haber renunciado a proponer candidatos, a juzgar por las negociaciones en curso.

Sistema de elección

La Constitución Española, en su artículo 122.3, establece que el CGPJ estará integrado por el Presidente del Tribunal Supremo, que lo presidirá, y «por veinte miembros nombrados por el Rey por un periodo de cinco años. De estos, doce entre Jueces y Magistrados de todas las categorías judiciales, en los términos que establezca la ley orgánica; cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados, y cuatro a propuesta del Senado, elegidos en ambos casos por mayoría de tres quintos de sus miembros, entre abogados y otros juristas, todos ellos de reconocida competencia y con más de quince años de ejercicio en su profesión».

En el caso del Tribunal Constitucional, el artículo 159.1 dice que el Alto Tribunal está compuesto «de 12 miembros nombrados por el Rey; de ellos, cuatro a propuesta del Congreso por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno, y dos a propuesta del Consejo General del Poder Judicial».