En plena escalada de contagios en España, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez se reunió este miércoles con Salvador Illa y Fernando Simón, haciendo un impás en sus vacaciones en Doñana para analizar la situación. Las cámaras del equipo presidencial grabaron los primeros momentos de la reunión y distribuyeron a los medios de comunicación un contenido que finalmente se ha vuelto contra Sánchez. Mientras hojea informes, se puede escuchar al presidente dirigiéndose a los gestores de la pandemia en España en tono frívolo: «He estado leyendo vuestros papeles y, otra cosa no, pero datos tenemos un montón».

La frase, reproducida anoche por el informativo de Antena 3, ha generado polvareda. En primer lugar porque, precisamente, han sido los datos uno de los puntos negros de la gestión del coronavirus en España. Los muertos oficiales siguen presentando un desfase de unas 15.000 personas con los datos del INE y el MoMo. La cifra permaneció congelada durante semanas. A día de hoy se siguen sin publicar datos los fines de semana y, durante los últimos meses, instituciones internacionales dejaron de utilizar los datos que ofrecía España por no considerarlos fiables.

Aun así: «Otra cosa no, pero datos tenemos un montón». No consta que Sánchez explicara que otras cosas «no» tiene España, ni tampoco lo hizo Fernando Simón, que hace tiempo redujo a dos comparecencias semanales sus intervenciones ante la prensa.

España sumó 6.671 nuevos contagios en su recuento de ayer, más de 3.700 correspondientes a test PCR realizados en las últimas 24 horas. Medios como Bloomberg ya han señalado este jueves a España como el epicentro de la pandemia en Europa, en medio de esta segunda oleada que ha empezado azotando con especial fuerza a nuestro país.

El presidente del Gobierno, que mantiene cierta agenda -también participó por videoconferencia en la reunión del Consejo Europeo sobre Bielorrusia-, continúa de vacaciones en Doñana. Este martes, protagonizó un incidente cuando fue abucheado a la salida de una iglesia en Matalascañas, donde había asistido a una misa funeral.