El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, volvió a «exhortar» a los partidos políticos a la renovación del órgano de Gobierno de los jueces, bloqueado desde finales de 2018 por la falta de acuerdo entre los dos partidos mayoritarios en el Congreso, el Partido Socialista y el Partido Popular.

Durante su discurso del acto de la apertura del año judicial, marcado este 2020 por la pandemia del coronavirus, Lesmes lamentó que «la renovación de la institución sigue sin producirse pese a que la venimos reclamando insistentemente». «Este retraso representa una seria anomalía. Es la propia Constitución la que fija en cinco años la duración del mandato de cada Consejo, por lo que me veo en la obligación de exhortar nuevamente a los poderes públicos concernidos a renovar la institución sin mayores dilaciones», pidió.

A pesar de que a mediados de agosto PSOE y PP, a través del ministro de Justicia y el responsable de Justicia del PP, Enrique López, tuvieron un acuerdo de renovación prácticamente cerrado, en el que el partido de Casado propondría 10 vocales del CGPJ y el de Pedro Sánchez, otros 10, además del nombre del presidente o presidenta del órgano, las negociaciones no han llegado al final a buen puerto. Tampoco la renovación de un tercio del Tribunal Constitucional (el presidente y la vicepresidenta y dos de sus magistrados que están de salida) que también requiere una mayoría de las Cámaras que sólo es posible alcanzar con la suma de los dos partidos mayoritarios.

«El año pasado, ya vencido el mandato del actual Consejo General del Poder Judicial y por lo tanto en prórroga de mis funciones, pronuncié por segunda vez unas palabras de despedida que no imaginé tener que reproducir este año, pero la renovación de la institución sigue sin producirse pese a que la venimos reclamando insistentemente», insistió Lesmes, quien también despidió su discurso que esperó que sea, «definitivamente, mi último discurso de apertura de tribunales y mi despedida como Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial».

Casado y las presidentas de Congreso y Senado, en la Sala

El presidente del órgano de Gobierno de los jueces hacía esta reclamación en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo, ante la mirada del líder del Partido Popular, Pablo Casado, y las presidentas del Congreso de los Diptuados y del Senado, Meritxell Batet y Pilar Llop, así como del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo.

Al acto presidido por Felipe VI, que estuvo marcado por las distancias de seguridad contra el virus, las mascarillas anti-contagio y las pruebas de temperatura que se hicieron a cada asistente a la entrada al palacio de Bárbara de Braganza, también asistieron otras responsabilidades públicas como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso o el delegado del Gobierno madrileño, Juan Carlos Franco.

Discreto acto

La celebración oficial del acto este 2020 se limitó a la ceremonia en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo presidida por el Jefe de Estado con los discursos de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, y el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes. Se suprimió el vino español ofrecido en años anteriores en el Salón de Pasos Perdidos del palacio judicial donde magistrados, fiscales, políticos y periodistas intercambiaban impresiones.

La máxima representante del Ministerio Público anunció durante su exposición que la Fiscalía dictará en los próximos días una Instrucción «que aborde el tratamiento por parte de los y las fiscales» del fenómeno delictivo de las ocupaciones de vivienda.