Amparo Izquierdo ha sido entrevistada esta semana con motivo del 40 aniversario del restablecimiento del Parlament en Cataluña. Se trata de una camarera que lleva 11 años en el bar de la cámara. El uso del idioma castellano, elegido por Amparo para expresarse, ha sido condenado en Twitter por usuarios nacionalistas catalanes.

Una de las reacciones más destacadas en defensa de Amparo ha sido la de Toni Cantó. El actor y ex diputado ha señalado «la psicosis nacionalista» de aquellos que cargan contra la camarera por hablar en español. Además, ha mostrado su apoyo hacia la afectada, así como ha catalogado de «cavernícolas» a estos internautas.

La diputada de Ciudadanos en el Parlament, Blanca Navarro, ha mostrado a través de su Twitter su opinión personal sobre Amparo, a quien califica como «una gran trabajadora y una gran persona». También ha querido reafirmar el derecho a hablar «como quiera, en español, en catalán y en aranés», tanto «en el Parlament, en TV3 » como «en la calle».