Cataluña | España | Política

El Parlament avisa al Supremo que solo él tiene legitimidad para retirar la confianza a Torra

Quim Torra, durante el Debate de política general. EFE

El Parlament aprobará este viernes una resolución conjunta de JxCat, ERC y la CUP que rechaza la inhabilitación de Quim Torra, desacredita al Tribunal Supremo y advierte que «sólo la mayoría de esta cámara tiene legitimidad para otorgar o retirar la confianza al presidente de la Generalitat». El texto es la respuesta de «solidaridad anti represiva» que Torra había exigido esta semana a sus socios de gobierno, a las puertas de la vista en el Supremo del recurso contra su inhabilitación por desobediencia.

Pero el texto es, sobre todo, el enésimo intento del independentismo por exhibir unidad ante un nuevo revés judicial. ERC y la CUP han insistido este miércoles, en el Debate de política general, en pedir a Torra que convoque elecciones para no estar al albur de las decisiones judiciales. Pero el presidente catalán no ha mencionado esta posibilidad, reclamando en cambio unidad independentista.

Los tres partidos exhibirán de nuevo esa unidad a costa de la justicia española, a la que la propuesta de resolución acusa directamente de «desestabilizar» la política catalana. «La represión ejercida por parte del Estado español es la principal fuente de inestabilidad política en Cataluña» asegura el texto, obviando la guerra civil que vive el independentismo, no solo entre ERC y JxCat, sino también en el seno del partido de Puigdemont, entre fieles al PDeCat y quienes se han sumado al proyecto del líder de Waterloo.

La resolución «rechaza la posible condena» a Torra «por unos hechos que no son constitutivos de ningún delito», ya que según defienden los separatistas «están amparados por la libertad de expresión y la inviolabilidad parlamentaria». En este sentido, manifiestan la «desproporción y la indignidad del juicio» al presidente catalán. Y condenan «los reiterados intentos desestabilizadores del Estado en contra de las instituciones, la economía y el bienestar de la ciudadanía de Cataluña en una situación de emergencia sanitaria».

La CUP no quiere participar en la reconstrucción

Paralelamente, la CUP ha registrado una propuesta de resolución en la que se insta al Govern a no participar de «ningún proceso de reconstrucción» del Estado porque es «irreformable» y ha respondido «a las reivindicaciones de libertad» con «represión, venganza y vulneración sistemática de los derechos más fundamentales».

El texto, que forma parte del grupo de resoluciones que los anticapitalistas han presentado en solitario, también insta al Govern a «poner todos los instrumentos administrativos e institucionales de los que dispone al servicio del movimiento independentista y del conjunto de movimientos populares».

En sentido contrario, tanto el PSC como PP han presentado resoluciones en las que se insta al Govern a convocar elecciones autonómicas en Cataluña. ERC, por su parte, defiende que la respuesta a la posible inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, debe permitir «denunciar y plantar cara» al Estado, pero a la vez garantizar «el buen funcionamiento de la administración en la lucha contra los efectos y la extensión de la Covid-19» en una resolución presentada en solitario.

Comentar ()