Los policías nacionales y guardias civiles ya se pueden beneficiar de la primera medida de la Comunidad de Madrid para que estos agentes elijan esa región como destino definitivo: un menú escolar a 3 euros al que se prevé que sigan otras como ayudas para vivienda, transporte y formación.

La Comunidad de Madrid publicó el pasado lunes una Orden de la Consejería de Educación que fija un precio de 3 euros para el menú escolar diario, en los centros públicos no universitarios, de los hijos de policías nacionales o guardias civiles.

Un 10% de las plazas en la Jefatura Superior de Policía y en la Comandancia no están cubiertas

La Comunidad cifra en 10% el número de plazas de policías nacionales y guardias que no se cubren en la Jefatura Superior de Policía de Madrid y en la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, donde trabajan unos 12.000 y unos 4.200 agentes, respectivamente.

Mientras los sindicatos policiales y asociaciones de guardias civiles consultadas por Efe valoran la iniciativa aunque la consideran «escasa» para solucionar un déficit de «miles» de agentes, con una cifra que varía dependiendo de las convocatorias de plazas y jubilaciones.

También piden que se incluya como beneficiarios de esta ayuda a los de servicios centrales de ambos cuerpos, que están en Madrid y hacen casi duplicar la cifra, con lo que se beneficiaría en total a más de 20.000 policías y 14.000 guardias.

El Consejo de Gobierno madrileño aprobó en septiembre de 2019 poner en marcha una línea de ayudas para evitar la fuga de agentes, entre ellas establecer precios reducidos en las escuelas infantiles y los centros docentes no universitarios.

Otras medidas

Otra medida propuesta e iniciada es la reserva de 48 viviendas para policías, que podrían ampliarse hasta alcanzar la cifra de 70, propiedad de la Agencia de Vivienda Social y ubicadas en el barrio de Lavapiés de Madrid.

También se prevé ceder inmuebles a guardias civiles en Ciempozuelos, y establecer un cupo de vivienda pública para los agentes, detallan a Efe fuentes del Ejecutivo regional.

Desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP) indican a Efe que las 48 viviendas que se prevé entregar en Lavapiés son pocas y además suponen crean «un gueto», y recuerda que el SUP quiere estar en la comisión que estudia las medidas.

Según la Unión Federal de Policía (UFP), «a Madrid no quiere venir nadie por un tema fundamentalmente económico» y es «bienvenida» cualquier medida efectiva.

Subraya que en estos momentos el mayor déficit de policías nacionales se da en Cataluña, donde si no se da alguna solución «puede hablar un problema de seguridad».

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) explican que no se pide Madrid por la carestía de vida y defienden medidas contundentes para evitar la falta de 1.000 agentes en la región, como ayudas a vivienda y un plus de capitalidad.

Asimismo, la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) agradece la ayuda aprobada y confía en que haya más para vivienda, transporte y para los estudios de los hijos incluida la universidad.