ERC apoya la reforma del Código Penal para modificar redefinir el delito de sedición, por el que fueron condenados dos responsables del 1-O que cumplen penas de prisión. Pero ha dejado claro que esa propuesta no es suficiente para que los republicanos consideren encaminado el «conflicto político» de los independentistas con el Estado. Así lo han advertido hoy tanto el número dos de Esquerra, Pere Aragonés, como la portavoz del partido, Marta Vilalta.

Tras un fin de semana en el que se han multiplicado las especulaciones sobre una reforma exprés del delito de sedición que permita al PSOE conseguir el apoyo de ERC a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) los republicanos han querido dejar claro que sus exigencias siguen pasando por la aprobación de una Ley de amnistía que ampare a todos los procesados por el 1-O y otras causas asociadas al proceso independentista.

«Si se plantean modificar el Código Penal es porque reconocen que la sentencia es injusta», ha argumentado Aragonés en declaraciones a Radio 4, insistiendo en que «la mejor solución es una ley de amnistía». El coordinador nacional de ERC se ha mostrado abierto a «estudiar» cualquier propuesta que el Gobierno ponga sobre la mesa que pueda «mejorar» la situación de «presos y exiliados», aunque su formación defenderá una amnistía, para «no dejar a gente fuera» de la solución. Sin esa amnistía, ha advertido, «cualquier solución será parcial o quedará en manos de los jueces».

Más expeditiva se ha mostrado la portavoz republicana, quien ha insistido en desligar esta propuesta de la negociación con ERC. «Si los partidos españoles quieren reformar la sedición, entendemos que es necesario y positivo·, porque en su opinión ese delito, en su formulación actual, «atenta contra los derechos humanos». Pero, ha advertido Vilalta, «que sea una buena propuesta para garantizar los derechos humanos no significa que sea la respuesta que pueda poner fin a la represión».

El PSC reivindica la reforma de la sedición

La portavoz del PSC, Eva Granados, por su parte, ha defendido la reforma del delito de sedición al margen de la negociación con los republicanos. «la reforma del Código Penal forma parte de nuestro programa» ha argumentado Granados para rechazar la imagen de unos socialistas forzados a sacar adelante esta medida para contentar al independentismo. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo «ya ha dicho que está dentro del calendario de reformas legislativas» propuesto por el PSOE, unas reformas que «se harán en el marco del Congreso».