Política

Gobierno y Madrid pactan un grupo conjunto para "coordinar respuestas contra la pandemia"

Pedro Sánchez se reúne en la Puerta del Sol con Isabel Díaz Ayuso.

Pedro Sánchez se reúne en la Puerta del Sol con Isabel Díaz Ayuso.

Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso «han alcanzado un acuerdo durante el encuentro que celebran en la Puerta del Sol», sede del Gobierno regional, según adelantaba Moncloa cuando apenas llevaban una hora de reunión. Ambos han acordado crear un «Espacio de cooperación» entre ambos ejecutivos «para el seguimiento y respuesta de la evolución de la pandemia, que aborde los asuntos principales que afecten a la sociedad».

Ambos presidentes «entienden imprescindible la actuación coordinada de las administraciones, reforzando los mecanismos de cogobernanza para ampliar así la capacidad de respuesta», afirman en un comunicado conjunto difundido tanto por Moncloa como por la Comunidad de Madrid.

El acuerdo pasa por crear un Grupo COVID-19 que se reunirá semanalmente, «con el objetivo coordinar y planificar respuestas contra la pandemia» y se reunirá con carácter de urgencia esta misma tarde. Eso sí, sus propuestas servirán de recomendaciones a las actuaciones propias, que seguirá ejecutando el Gobierno de la Comunidad en el ejercicio de sus competencias. Estará compuesto por el ministro de Sanidad, la ministra de Política Territorial y Función Pública, el vicepresidente y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid y el onsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Aguado, Martínez Almeida y la UME, entre otros, se sumarán a dos unidades de apoyo

Además de en los consejos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) del Ministerio de Sanidad y los técnicos sanitarios de la Comunidad de Madrid, se apoyará en dos estructuras de las que recibirán ideas, y a las que encargarán proyectos concretos para su desarrollo. Estas dos estructuras, llamadas Unidades de Apoyo, estarán centradas en dos ámbitos: unidad territorial y unidad técnica. En la primera se sentarán, entre otros el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y el presidente de la FEMP, Abel Caballero. En la segunda, el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López; el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, además de representantes de la UME, el Samur y las FSE.

En definitiva, el “Espacio de Cooperación” creado por el Gobierno de España y el Gobierno de la
Comunidad de Madrid «debe ser una respuesta eficaz a los graves problemas que ha generado la propagación del CORONAVIRUS-19 desde la unidad de acción entre administraciones», concluye el comunicado.

Confinamientos selectivos

Con las cifras de contagios e ingresados ya disparadas, Sol acordó el confinamiento de una serie de barrios y municipios de la Comunidad, además de solicitar la intervención del Gobierno central. Esta se ha materializado en la reunión que mantienen en la mañana de este lunes, de la que debería salir, además de un compromiso de colaboración conjunta una tregua política.

En los planes de Díaz Ayuso no está pedir el decreto del estado de alarma para la Comunidad, entre otras cosas por entender que la misma supondría un enorme varapalo para la actividad económica de la región locomotora de España. Por su parte, Moncloa, que ya había ofrecido en público y privado su colaboración a la presidenta popular, no tiene intención de tomar ninguna decisión unilateral.

Moncloa veía con enorme preocupación la deriva que la gestión de Covid está teniendo en Madrid, convertida de nuevo en epicentro del contagio e inmersa en un conflicto político de primera magnitud a cuenta de los confinamientos selectivos. Todo ello provocó un llamamiento casi agónico del vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, para que el Gobierno se implicara de «forma contundente» en el control del contagio.

Antes de conocerse la decisión de Sánchez de acudir a la puerta del Sol, fuentes del Ejecutivo aseguraban haber recogido ese guante, es más, ya habían hecho llegar a los responsables de la región «toda nuestra disponibilidad a apoyar las medidas que tengan que tomar en Madrid». Quiere decir que no habrá, por ejemplo, declaración del Estado de alarma en la primera comunidad de España si la iniciativa no parte de la Puerta del Sol «y asume las responsabilidades de sus competencias», en definitiva, si admite que no controla la situación.

Comentar ()