El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, mantendrá al menos dos partes de la reforma sanitaria del presidente Barack Obama, según aseguró en una entrevista publicada por el diario Wall Street Journal.

Tras reunirse con Obama para preparar la transferencia de poder que culminará el 20 de enero, Trump aseguró que se inclina por mantener la provisión que obliga asegurar a personas con enfermedades preexistentes y a extender la cobertura sanitaria de un adulto a sus hijos hasta los 26 años.

En la entrevista, la primera concedida a un medio desde su victoria electoral ante la demócrata Hillary Clinton, Trump dijo que sus prioridades nada más llegar a la Casa Blanca serán «sanidad, empleo, control fronterizo y reforma fiscal».

Las prioridades del presidente electo serán “sanidad, empleo, el control de fronteras y la reforma fiscal”

Trump, que durante la campaña abogó por reemplazar la reforma sanitaria de Obama con una ley nueva, dijo que tras conversar con el presidente saliente, éste le sugirió mantener ciertos elementos. «Le dije que lo examinaría porque le respeto», indicó en la entrevista, realizada en la Torre Trump de Nueva York, y en la que dijo que podría solo «enmendar» la reforma sanitaria, aprobada en 2010.

El presidente electo aseguró que se centrará también en alentar reformas que promuevan la concesión de créditos por parte de los bancos y estudiará aranceles para las empresas que externalicen su producción al extranjero con el objetivo de preservar el empleo.

También indicó que trabajará en su promesa de aumentar la seguridad fronteriza para detener el tráfico de drogas y la inmigración ilegal. Además, aseguró que creará nuevos empleos mediante un plan de inversión en infraestructuras y la renegociación de tratados comerciales. Preguntado sobre si se arrepentía de su retórica agresiva y negativa durante la campaña contestó: «No. He ganado».

El magnate eligió el pasado viernes a su acompañante en la carrera electoral. El encargado de liderar la transición a la Casa Blanca será Mike Pence, que para esa tarea contará con tres de los hijos de Trump. Pence reemplaza al gobernador Chris Christie.

Tercer día de protestas

Varios miles de personas se han manifestado por tercer día consecutivo en contra del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. La manifestación más numerosa ha transcurrido por el centro de Miami e iba precedida de una convocatoria en las redes sociales bajo la etiqueta #Not My President.

Desde que resultara elegido el magnate, el pasado martes, se han sucedido la movilización en su contra. En esta ocasión, los manifestantes llevaban banderas y pancartas en las que se podían leer consignas en contra del «odio» y el «fascismo» y en favor de los inmigrantes, así como otras relativas a una variedad de temas de la reciente campaña electoral.