Europa | Internacional

Mattarella da tiempo a los partidos para evitar nuevas elecciones en Italia

El presidente de la República se vuelve a reunir con las principales fuerzas el martes, mientras Salvini se muestra dispuesto a repetir con la Liga

logo
Mattarella da tiempo a los partidos para evitar nuevas elecciones en Italia
El presidente de Italia, Sergio Mattarella, saluda al líder del Movimiento 5 Estrellas, en el Quirinal.

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, saluda al líder del Movimiento 5 Estrellas, en el Quirinal. EFE

Resumen:

Es la hora de buscar consensos. El presidente de la República de Italia va a dar tiempo para que el Movimiento 5 Estrellas intente formar una nueva mayoría. «Necesitamos una resolución clara y rápida», ha señalado Mattarella. «Lo requiere la situación de Italia»

El presidente, Sergio Mattarella, ha comenzado la jornada a las 10h y ha ido recibiendo a los principales partidos políticos con representación en las Cámaras por orden inverso a su peso electoral. Los últimos en sentarse con Mattarella en el Quirinal han sido los representantes del Movimiento 5 Estrellas, encabezados por Luigi di Maio, ministro de Trabajo saliente. Los grillini obtuvieron en las últimas elecciones del 4 de marzo de 2018 un 32,7% de los votos y fueron el partido más votado.

«No queremos ir a votar a toda prisa. Estamos dispuestos a buscar una mayoría para formar gobierno», ha declarado Di Maio, después de su reunión con el jefe del Estado. Al concluir la ronda, que empezó el miércoles con encuentros con los presidentes de las dos Cámaras y una charla telefónica con su antecesor, Giorgio Napolitano, Mattarella se ha tomado dos horas para reflexionar antes de exponer sus conclusiones.

Di Maio ha explicado al presidente de la República que su preocupación fundamental es la economía. «Hay riesgo de sufrir una crisis como en 2008«, ha señalado, en su comparecencia ante los medios. Ha recordado que el Movimiento 5 Estrellas cuenta con el grupo más numeroso en el Parlamento. Los grillini han expuesto diez objetivos prioritarios y el primero sería el recorte de las Cámaras, a los que añaden la ley sobre conflicto de intereses, la reforma de la RAI, un nuevo green deal, un plan para relanzar el Sur, la reforma del sistema bancario, entre otros.

Tras ver a Mattarella, el líder del Partido Democrático, Nicola Zingaretti, ha dicho que le ha comunicado al presidente «su disponibilidad a verificar la posibilidad de una mayoría distinta y abrir una fase política nueva». Es decir, el PD se abre a hablar con el Movimiento 5 Estrellas, antes anatema para muchos de sus dirigentes, sobre todo para el ex primer ministro Matteo Renzi, quien ahora aboga por negociar una alianza con los grillini y evitar elecciones anticipadas. El PD tiene buenas perspectivas en los sondeos electorales, ya que auguran un 22% y sería la segunda fuerza más votada, pero Renzi perdería el control que tiene sobre los parlamentarios.

Italia no puede permitirse perder tiempo con un gobierno a la gresca… Pero si hay ganas de trabajar, la Liga ha nacido para eso. No guardo rencor», afirma Salvini

Zingaretti dejó claro que hay mucha distancia con el Movimiento 5 Estrellas, pero «es útil probar con un gobierno revolucionario». En ningún caso, el líder del PD debería ser un gobierno a toda costa. «Ha de ser un gobierno alternativo a la derecha, sólido, nuevo y con amplia base parlamentaria. Si no tuviera estas condiciones, la consecuencia final de esta crisis sería acudir de nuevo a las urnas», ha añadido, según informa La Repubblica. Es decir, primero intentarlo y si no la nave no va, volver a votar. Ha planteado unas condiciones básicas, antes de hablar de nombres: derogar el decreto de seguridad, acabar con el recorte de las Cámaras, entre ellas.

Para Matteo Salvini no sería adecuado formar un gobierno «a la contra» sino convocar elecciones anticipadas. «Italia no puede permitirse perder tiempo, con un gobierno a la gresca», ha dicho el ministro del Interior saliente, al tiempo que hacía un guiño a los grillini, a los que tendía la mano. «Si hay ganas de trabajar, la Liga ha nacido para eso. Yo no guardo rencor», ha añadido. Estaría insinuando que aceptaría volver a intentarlo, una segunda oportunidad con 5 Estrellas.

También ha pasado por el Palacio del Quirinal el veterano Silvio Berlusconi, ahora eurodiputado. Ha reconocido que esta crisis de gobierno llega «en un momento delicado para nuestra nación», debido a las perspectivas de recesión. De ahí que el ex primer ministro italiano considere que «un gobierno no puede nacer en un laboratorio ni ser fruto de un contrato».

Fuerza Italia se opone «a una mayoría improvisada». Aboga por un gobierno de centroderecha, con vocación atlantista y europeísta, o bien elecciones. De esta manera, descarta Berlusconi el llamado gobierno Ursula, que sumaría a Fuerza Italia, a la alianza de PD y 5 Estrellas. Lo han denominado así porque fueron los partidos que apoyaron a Ursula von der Leyen como presidenta de la Comisión Europea.

Para Giorgia Meloni, líder del posfascista Fratelli d’Italia, la única vía es la convocatoria electoral. «Es la única salida que respeta los intereses del pueblo y de la Constitución», ha remarcado. Los sondeos anticipan que la Liga solo necesitaría de esta pequeña formación de ultraderecha para gobernar.

El Movimiento 5 Estrellas ha formado junto con la Liga el 65º gobierno de Italia desde la Segunda Guerra Mundial. Estas dos fuerzas populistas y euroescépticas, aunque muy diferentes, llegaron a un matrimonio de conveniencia después de 70 días de intensas negociaciones el 18 de mayo de 2018. La Liga, con un 17,4% de apoyos, fue el principal partido del bloque conservador, con mejores resultados que Fuerza Italia, de Berlusconi. Según este acuerdo, Matteo Salvini, líder de la Liga, sería ministro del Interior, y Luigi di Maio, de Trabajo. Al frente del gobierno designaron a un catedrático de Derecho, Giuseppe Conte.

Ha sido precisamente Conte quien ha cantado esta semana las cuarenta a Matteo Salvini en el Senado. Después de culparle de provocar la actual crisis, «por intereses personales y de partido», y de llamarle «oportunista», Conte presentó su dimisión ante el presidente de la República el martes 20 de agosto. El día siguiente Mattarella inició las conversaciones con todos los actores políticos relevantes antes de decidir el siguiente paso.

El ministro del Interior anunció el 8 de agosto que daba por rota su alianza con el Movimiento 5 Estrellas y reclamó la convocatoria de elecciones anticipadas. La Liga registró una moción de censura contra Conte a quien instó a convocar a los parlamentarios en plenas vacaciones estivales. El motivo de la ruptura con los grillini no podía ser más llamativo: el rechazo del Movimiento 5 Estrellas al AVE entre Turín y Lyon, a lo que siempre se han opuesto. La razón oculta son unos sondeos que sitúan a la Liga por encima del 36% de apoyos. Salvini se ve como primer ministro.

Comentar ()