«Me sentí europea antes de saber que era alemana, y de Baja Sajonia. Por eso quiero una Europa fuerte y unida». Ursula von der Leyen (nacida Ursula Gertrud Albrecht) vino al mundo el 8 de octubre de 1958 en Bruselas, la emblemática capital comunitaria. Su padre Ernst Albrecht era funcionario europeo y llegó a ser director general en la Comisión Europea. Estudió en francés hasta 1971 por lo que habla perfectamente este idioma, además de inglés y alemán.

En su discurso este martes ante los europarlamentarios, ha utilizado indistintamente los tres idiomas y ha dejado claro que es europeísta desde la cuna. Con la aprobación del Parlamento Europeo, Ursula von der Leyen se convierte en la primera mujer que presidirá la Comisión Europea desde el próximo 1 de noviembre. Tras recibir el visto bueno de los europarlamentarios, ha dado las gracias en varios idiomas en su cuenta de Twitter.

Ya está acostumbrada a ser la primera. Fue la primera mujer ministra de Defensa en la República Federal de Alemania en diciembre de 2013. La cartera tiene fama de ser extremadamente compleja, hasta el punto de que solo Helmut Schmidt llegó a canciller tras pasar por este puesto.

Hace años se consideraba que Von der Leyen sería la sucesora de Angela Merkel en la cancillería. Sin embargo, no figuró entre los aspirantes a ocupar el liderazgo de la CDU, con el que se alzó otra mujer, Annegret Kramp-Karrenbauer. Merkel, en principio, terminará su mandato, si sobrevive la gran coalición con los socialdemócratas. AKK, como es conocida en Alemania, será quien ocupe la cartera de Defensa tras la marcha de Von der Leyen a Bruselas.

Su nombre surgió en la cumbre del 2 de julio cuando los líderes se quedaban sin ideas. Su gran defensor fue el liberal Emmanuel Macron, a quien le gusta mucho la francofilia de Von der Leyen. En Francia Der Spiegel señala que ha brotado el amor por Von der Leyen, poco conocida fuera de las fronteras alemanas. Consideran los franceses que la alemana es una candidata en parte suya, pues es su presidente quien ha facilitado su elección.

Sin embargo, en Alemania su popularidad es baja, debido a que su cartera es compleja y por el escándalo en el que ha estado implicado el Ministerio de Defensa. Hay una investigación de una comisión parlamentaria abierta sobre pagos a consultores externos que no habrían cumplido los requisitos necesarios. También estuvo relacionada con acusaciones de plagio en su tesis doctoral y embelleció su curriculum con estudios en la Universidad de Stanford, donde participó en actividades como invitada, pero sin valor académico. Son las manchas en su trayectoria. La canciller Merkel ha defendido a Von der Leyen, quien, a su juicio, goza de «gran confianza» de los líderes europeos. A Merkel le habrían tentado con un cargo en la Unión Europea pero no lo quiso.

Objetivo terrorista

Tras sus primeros pasos académicos en Bruselas, estudió Medicina en Hannover y después se trasladó a Londres, donde amplió su formación en Economía y Ciencias Políticas en la London School of Economics. En Londres utilizaba otro nombre, Rose Ladsom, porque en esa época era objetivo del terrorismo de extrema izquierda, según informa The Guardian.

Está casada desde 1986 con Heiko von der Leyen, de quien adopta el apellido, médico de origen aristocrático. Reconoce que goza de privilegios que le permiten conciliar vida laboral y familiar.

La política no le es ajena a Ursula von der Leyen, ginecóloga de formación y madre de siete hijos, que tienen entre 20 y 32 años. Ernst Albrecht, además de su carrera en la Unión Europea, fue ministro presidente de Baja Sajonia por la CDU, el partido de Merkel y de Von der Leyen. Afiliada a la CDU en 1990, después de la caída del Muro de Berlín y ya con 32 años, su papel ha sido relevante en el partido desde 1999. Como su padre, hizo sus pinitos en la política regional, en Baja Sajonia, donde fue diputada regional y luego ministra de Asuntos Sociales, Mujer y Salud.

Desde 2005 ha formado parte de todos los gobiernos de la canciller Angela Merkel, a quien es leal. Primero como ministra de Familia (2005-2009), una cartera que también ocupó Merkel con Helmut Kohl, luego de Trabajo (2009-2013) y desde 2013 era ministra de Defensa. A favor de la política de cuotas en las empresas, y de los permisos de maternidad y paternidad, a favor del matrimonio homosexual, se ganó popularidad en sus primeras etapas ministeriales. Pero al frente de la Bundeswehr lo ha tenido muy difícil. Atlantista convencida, también apuesta por una mayor integración europea en defensa. Hace años señaló en Der Spiegel que su sueño son «unos Estados Unidos de Europa, según el modelo federal de Alemania, Suiza o Estados Unidos».

Será interesante ver cómo trata con el presidente de EEUU, Donald Trump, a quien previamente ha reprochado su acercamiento al líder ruso, Vladimir Putin. También ha dicho que la tensa relación que tiene Trump con Merkel, «una mujer globalmente respetada con gran experiencia», se debe a su visión anticuada sobre las mujeres.

El martes anunció en su cuenta de Twitter que dejaría de ser ministra pasara lo que pasara en la votación en el Parlamento Europeo. Ha logrado la mayoría necesaria de 374 por solo nueve votos. Ha superado así el primer escollo en su carrera en la cima europea, pero queda mucho camino por delante y no será fácil.

Con talante conciliador, compromisos sociales y ecológicos, y haciendo gala de la importancia de que las mujeres lleguen arriba, Von der Leyen ha convencido a una relevante mayoría de eurodiputados. Con la razón y con el corazón.

Von der Leyen vuelve al centro de Europa, donde nació, para dejar su huella en la Historia.