Netflix ha anunciado este lunes que lanzará The Witcher: Blood Origin, una miniserie de seis partes que funcionará como precuela de The Witcher, ficción basada en la saga fantástica del mismo nombre cuya primera temporada aterrizó en la plataforma a finales de 2019.

Ambientada en un mundo élfico 1200 años antes del mundo de The Witcher, serie protagonizada por Henry Cavill, Blood Origin contará una historia perdida en el tiempo: el origen del primer brujo y los eventos que conducen a la crucial «conjunción de las esferas», cuando los mundos de monstruos, hombres y elfos se fusionaron para convertirse en uno.

Declan de Barra será el productor ejecutivo y showrunner, Andrzej Sapkowski actuará como consultor creativo en la serie y Lauren Schmidt Hissrich será la productora ejecutiva.