Regresa a las pantallas el concurso de cocina de La 1, MasterChef, en su versión Celebrity. Este martes 15 de septiembre comienza una edición que jurado, concursantes y cadena, no han dudado en calificar como «la mejor hasta el momento». 

Los participante son rostros muy conocidos de la televisión: Jesús Castro, Ainhoa Arteta, Perico Delgado, Celia Villalobos, Florentino Fernández, Gonzalo Miró, Raquel Meroño, Juan José Ballesta, La Terremoto de Alcorcón, Melani Olivares, Josie, Raquel Sánchez Silva, Nicolás Coronado, Lucía Dominguín, Laura Sánchez y David Fernández. 

Al parecer, esta grabación ha estado repleta de humor, algo que no resulta sorprendente teniendo en cuenta que estarán presentes Flo, David Fernández o Josie. Sin embargo, también han reconocido que la tensión y las diferencias han estado muy presentes en el transcurso del concurso, destacando los protagonizados por Celia Villalobos y Gonzalo Miró, o los de Jordi Cruz junto a Jesús Castro.

Pese a los roces, Cruz ha hecho un balance muy positivo del rodaje: «Ha habido una conjunción astral y tengo la sensación de que ha sido la mejor edición de MasterChef Celebrity que hemos hecho», a lo que añadía que,»no tenemos a uno que sea ni medio normal». 

Y es que, en mitad de una situación tan complicada, cada gesto, cada momento y cada episodio han adquirido un valor especial: «Nos lo han hecho pasar muy bien en meses muy complicados», confesaba el chef.

Shine Iberia, la productora del espacio dedicado a la gastronomía, ha explicado que las grabaciones se han realizado bajo «estrictas medidas sanitarias»,y que a pesar de haber sido una edición «difícil» por la pandemia y todas sus consecuencias, se ha conseguido grabar en lugares como Las Ramblas o la Boquería de Barcelona, las cuales han cerrado expresamente para el programa.

Según ha explicado, todos los participantes «convivían como un núcleo familiar» y se sometían a pruebas de detección del virus cada dos días, que según Celia Villalobos le dejaron «los dedos destrozados de los pinchacitos», y aseguraba que ese control «no lo hay ni en el Congreso de los Diputados”.

En lo referido al desarrollo del ‘reality’ y las primeras pruebas, desvelan que en su primer ‘pase’ el bonito será protagonista. Durante esta emisión los aspirantes aprenderán a despiezar este manjar y elaborar diferentes platos, supervisados y aconsejados por Miguel Ángel Muñoz y Saúl Craviotto , los dos primeros ganadores de MasterChef Celebrity.

Los delantales negros también deberán trabajar en programas posteriores con diferentes tipos de quesos, un surtido de embutidos y una amplia variedad de conservas, encurtidos y salazones.

Se estrena así una nueva edición del talent de RTVE, en la cual, el ganador, además del trofeo, conseguirá el premio solidario de 75.000 euros para donar a la ONG que elija. Y los dos aspirantes que lleguen al duelo final disfrutarán de un curso de Cocina Creativa en la prestigiosa Facultad de Ciencias Gastronómicas Basque Culinary Center.