Series y Televisión

El día que Rocío Jurado escribió una carta a Antonio David para que se fuera de casa: "Le temía como al demonio"

TELECINCO

Rocío Carrasco sigue contando su desgarradora verdad a través del documental de su vida y lo hace recordando el verano en el que decidió poner punto y final a su matrimonio con Antonio David Flores y conoció al actual amor de su vida, Fidel Albiac. «Yo no le he sido infiel nunca, si lo hubiera hecho no le hubiera puesto los cuernos porque no tenía una relación marital con él desde hacía mucho tiempo» aclara Rocío Carrasco acabando con los rumores de infideldiad que siempre le han acompañado.

En cuanto al momento en el que se encontró con Fidel Albiac por primera vez, Rocío recuerda que fue en Chipiona donde ella estaba disfrutando del verano. «No sabía donde meterme, fue un impacto grande cuando lo vi, en ese momento no sabía ni cuando, ni como, pero de alguna forma era para mí. Mientras que Fidel estuvo con Rocío Mestre no tuvimos nada, hablamos por teléfono. A mí me volvía loca pero era consciente de que él salía con una persona y no le iba a hacer a alguien lo que me habían hecho a mí».

Recordando un momento muy duro para ella cuando Antonio David llega por sorpresa a Chipiona para encontrarla con un hombre infraganti en su propia casa, la protagonista relata otro episodio de supuestos malos tratos con el que fuera su marido: «Yo bajo las escaleras, estoy en el segundo peldaño y había una estatua que era una réplica del monumento de mi madre en Chipiona, en ese momento él me pega un empujón y yo me doy con la estatua ropiéndole un dedo a la estatua».

Emocionada y visiblemente enamorada de su actual marido, Rocío asegura que la llegada de Fidel fue una bocanada de aire fresco para ella en el complicado momento que estaba viviendo con el padre de sus hijos: «El primer beso fue a mediados de octubre, en Madrid, ya habíamos hablado por teléfono de continuo y ese beso fue maravilloso, era estar flotando, no me lo creo. Con él llegó el amor, el apoyo, la comprensión y muchísimas cosas buenas lo que pasa es que han puesto muchas trabas pero no lo han conseguido. En esta historia no he sufrido yo sola, yo fui la que se casó, yo fui la que tuvo dos niños pero él no y él ha sufrido muchísimo. Pese a eso, nunca se ha conseguido lo que se quería».

Sobre las semanas que Antonio David Flores siguió viviendo en la casa de Rocío Jurado a pesar de que Rocío Carrasco y sus hijos ya no estaban viviendo allí, explica sin pelos en la lengua: «Mi madre no lo adoraba, mi madre le temía como al demonio, no era capaz de echarlo de casa. El mismo día que me voy ella le escribe una carta vía notarial para pedirle que abandone la casa familiar pero él no se va. Mi madre sabía de lo que era capaz y vivió toda su vida acojonada y cagada».

Dejando claro que el culpable del robo de la caja fuerte que ella tenía en su dormitorio de La Moraleja era el padre de sus hijos, Rocío explica: «Este ser se lleva una caja fuerte de mi dormitorio de La Moraleja» y explica el motivo por el cual ella da una entrevista en la revista ‘Hola’ para hacer pública la noticia de su separación, una entrevista que él ha estado utilizando durante muchos años: «Yo doy la exclusiva para dejar claro que no iba a tener problemas con él porque era un padre responsable, una persona sensata y que estaba segura de que después de la tempestad viene la calma. Mis hijos no me pueden enseñar un titular en el que yo haya hablado mal de su padre, no existe, jamás lo he hecho y jamás lo he hecho por ellos».

Consciente de que fue error suyo esperar más de lo debido para presentar la demanda de divorcio, Rocío asegura que Antonio David ha intentado hacer negocio con cada una de las noticias de su vida, incluidas las que tenían que ver con sus hijos.

Comentar ()