Series y Televisión

Kiko Rivera culpa a Isabel Pantoja de su adicción a las drogas: "Si hubiese estado más atenta, yo no hubiese recaído"

Kiko Rivera en el primer programa de la nueva temporada de P'laneta Calleja'

Kiko Rivera en el primer programa de la nueva temporada de P'laneta Calleja' Cuatro

Kiko Rivera era el elegido la noche de domingo para acompañar a Jesús Calleja en una nueva aventura hacia Nepal, coincidiendo con el estreno de la nueva temporada de Planeta Calleja.

El hijo de Isabel Pantoja, conocido por hacer de su vida privada un programa público, charló con Calleja temas controvertidos sobre su pasado y su adicción a las drogas. El Dj explicó que “entre los 18 y los 19 años” empezó a coquetear con las sustancias y a consumir “cinco gramos de cocaína a diario”.

Su madre, Isabel Pantoja, con la que no mantiene contacto desde la muerte de su abuela, Doña Ana, se enteró de sus adicciones gracias a su mujer, cuando ni ella ni sus amigos podían seguir afrontando la situación: «Era un sufrimiento para ellos. Mi mujer decidió llamar a mi madre y contárselo». «Todo esto pasó después de un ciego enorme. Cuando yo hablé con mi madre, estaba en plena resaca después de haberme puesto hasta las cejas”.

Cuando tuvo lugar la conversación entre madre e hijo, el productor tenía “un sentimiento muy feo de culpa y malestar”. “Nos hablamos como pudimos, más que nada había llanto”, explicó el exconcursante de GH Dúo. “Después ni me volvió a preguntar nunca más como me encontraba o si lo había vuelto a hacer”. “Ella no quería ver la enfermedad de su hijo. No se lo creía, decía que su hijo no era así. Yo le decía que sí, y que posiblemente gran parte de que sea así la tiene ella, porque no ha estado conmigo todo el tiempo que debería haber estado”, reprochando de alguna manera a su madre.

Tras esa afirmación, el cantante dijo que la tonadillera tenía “parte de culpa” en lo que había sucedido: «También es la labor de un padre saber por dónde va su hijo, sobre todo si tienes mundo y conoces un poco la situación. Quizás, si hubiese estado más atenta, yo no hubiese tenido cientos de recaídas”, confesó en el programa de Cuatro.

Además confesó que se había llegado a gastar más de 8 millones de euros en fiestas y vicios: «He podido derrochar alrededor de siete u ocho millones de euros en fiestas y vicios».

Te puede interesar

Comentar ()