Series y Televisión

'Sálvame Sandía' arranca con fallos, insultos del público y Carlos Lozano desquiciado: "Esto es un pifostio"

Carlos Lozano presentando 'Sálvame Sandia'

Carlos Lozano presentando 'Sálvame Sandia' Mediaset

Uno de los programas más famosos de Telecinco arrancaba la semana con un nuevo espacio que quitaría audiencia a su gran competidor, Pasapalabra. O eso creían. La tarde del lunes la cadena de Mediaset estrenaba Sálvame Sandía, pero lo hacía con fallos técnicos que se movían al compás de la desesperación de Carlos Lozano, que era elegido como «defensor del público», aunque no lo hizo con buena nota.

La baja audiencia que cosechó Ya Son las Ocho hizo eliminar el programa de Sonsoles Ónega, despidiéndose el pasado viernes de los espectadores. Y para cubrir su hueco, la “cadena alegre” apostaba por una extensión de Sálvame, con Carlos Lozano como principal presentador en una emisión desde Benidorm, con un plató improvisado, quien alegaba que iba a dar voz a los espectadores, como ya hizo tiempo atrás: «Queremos que el público tenga voz y voto y pueda opinar de temas en directo y cara a cara», explicaba el conductor pero a los pocos minutos de emisión empezó el caos absoluto.

El espacio contó con medios precarios para el directo: un micrófono de mano y continuos fallos de sonido e imagen. Y eso provocó la absoluta indignación del espectador: «¿Que hable quién? ¡No oigo a Terelu!», exclamaba. «Esto es un pifostio, un despropósito», decía cuando pensaba que no se encontraba pinchado, pero en realidad sí que lo estaba. «¡Que alguien me avise, por favor!», suplicaba al equipo técnico presente en la localidad.

Después de saber que estaba en directo, intentó mantener la compostura, pero con poco éxito. La poca preparación con la que ha contado el programa quedaba en evidencia con algunos de los contenidos e invitados, que pasaban de la ácida crítica a directamente los insultos. Una señora arremetía contra Rocío Carrasco sin pelos en la lengua: «Puede que todo lo que os ha dicho Rocío os lo traguéis con papas porque sois unas vasallas de ella. Lo que dice la idiota…Perdón, la tonta de esta chica que no tiene tres dedos de cerebro, que es lo que le dice Albiac». 

Unas palabras que no sentaron muy bien en el plató de Sálvame y que hicieron reaccionar a Terelu Campos. «Nuestros espectadores tienen todo nuestro respeto. Se puede opinar de todo, pero no hay que faltar el respeto a nadie». «Estamos todos de acuerdo en que no hay que faltar el respeto a nadie, pero hay veces que desde el plató se falta el respeto a la gente» espetó Carlos Lozano.

No obstante, el gran acierto de la tarde vino con Antonia, otra espectadora del espacio que se acercó al set del programa para dar sus simpáticas y sinceras opiniones, algo que fue aplaudido desde el plató de Madrid. «Qué arte, ha nacido una estrella», dijo Terelu Campos.

¿Consiguió ‘Sálvame Sandía’ ganar en audiencia a ‘Pasapalabra’?

La caótica tarde de Sálvame Sandía podría haber desencadenado exitosos datos de audiencia, pero en esta ocasión, no tuvo la suerte de gozar de la atención del público en la medida que Mediaset hubiera deseado. Este nuevo tramo conformó el magacín vespertino con un 10.5% de cuota y 915.000 espectadores, cifras similares a las que anotó Ya son las ocho durante sus últimas entregas a finales de junio. 

Quedó así muy lejos de Pasapalabra, sin inmutarse ante la llegada de este nuevo rival y de Te ha tocado en La 1. Un día más, el concurso de Roberto Leal se consagraba como el contenido con más cuota (23.6%) y la oferta de entretenimiento con más público (2.057.000) de la jornada.

Te puede interesar

Comentar ()