El presidente de la Agencia EFE, Fernando Garea, ha reclamado este viernes durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación una reforma legal para que la presidencia de esta agencia de noticias pública sea designada por el Parlamento, al igual que RTVE, y no por el Gobierno como es hasta el momento.

Garea ha expuesto los retos a los que se enfrenta la agencia pública de noticias en esta nueva etapa y los cambios que piensa acometer para lograrlos. «La presidencia de EFE quiere impulsar con todos los grupos políticos una proposición de ley en el Congreso para la elección parlamentaria y por consenso del próximo presidente de la agencia, como ya ocurre con medios públicos similares como RTVE», ha anunciado el presidente.

A su juicio, «no tiene sentido» que el mecanismo de elección de la dirección de medios públicos difiera, que al presidente de Radiotelevisión Española lo elija el Parlamento y al de EFE lo designe el Gobierno. Situación que en algunos casos lleva a confundir a la agencia pública con una agencia oficial al servicio del Gobierno.

Desgubernalizar la agencia

La solicitud apela a la implicación de todos los grupos parlamentarios, cuyo apoyo recabó antes de aceptar su actual cargo, un consenso que considera «vital», más aún, ha dicho, si se pretende una gestión profesional a cargo de un periodista en un momento de especial fragmentación política y parlamentaria.

«Obviamente, serán los propios grupos quienes decidan de qué forma se lleva a cabo, en qué plazo y con qué mecanismo de designación», ha precisado Garea, que ha incidido en que a él no le corresponde decidir el tipo de procedimiento, si debe ser por concurso público o no. Ha insistido en que su labor «es impulsar el compromiso de los grupos para la reforma», una modificación urgente para evitar «la tentación de utilizar la agencia como arma de partido o Gobierno». En este sentido, ha emplazado a todos los grupos a una reunión conjunta para poner en marcha esta modificación y ha asegurado que la predisposición política es positiva.

Una de sus principales reivindicaciones es que la SEPI «flexibilice» su posición y permita contratar y mejorar las condiciones de los trabajadores puesto que su plantilla en España se ha reducido a la mitad desde la crisis económica. Asimismo, ha urgido al Ejecutivo a aprobar el decreto por el que EFE será reconocida como Servicio de Interés Económico General (SIEG) con lo que la agencia ganará seguridad jurídica y ha matizado que en estos días «se están cerrando los flecos» para normalizar y baremar la aportación pública, que dependerá de los presupuestos generales.

Responsabilidad Social

En materia de igualdad se reconocer como «firme» defensor de la igualdad  y la paridad. En este sentido, Garea ha anunciado que pondrá en marcha un nuevo Plan de Igualdad en la agencia y dará prioridad a «productos informativos que tengan que ver con el feminismo». «Lo digo por convicción pero es que estamos absolutamente obligados a hacerlo (…) Lo lamentable es que no se haya hecho hasta ahora, que no exista paridad, que haya menos mujeres en cargos directivos y que no haya un protocolo y mecanismos de control para evitar un lenguaje sexista», ha enfatizado.

También ha dicho que la participación y la transparencia serán ejes de su actuación. Y ha vuelto a insistir en que el periodismo debe ser riguroso, creíble y tener la única pretensión de contar lo que ocurre. «De eso estamos muy necesitados (…). Al periodismo sólo lo salva el periodismo», ha concluido.