El vehículo de inversión de las SICAV no atraviesa, precisamente, por su momento de mayor popularidad. A finales del segundo semestre de 2019, había 2.649 en España, es decir, el 3,74% menos que el año anterior; y con un patrimonio que era el 5,6% menor.

El número de SICAV es el más bajo de los últimos años y podría bajar aún más si incrementa la vigilancia sobre su capital, tal y como figura en el acuerdo de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos.

Hubo un momento en el que varios de los grandes empresarios mediáticos contaron con este instrumento de inversión, el cual sirvió de refugio para algunas de las mayores fortunas españolas.

Sin embargo, varios lo han abandonado durante los últimos años, como es el caso de la familia Polanco, que en 2015 decidió clausurar esta empresa -que articulaba otras tres-, en un momento en el que la crisis del Grupo Prisa provocó pérdidas millonarias en su patrimonio. Como socios, contaban con los descendientes de ‘Pancho‘ Pérez, socio histórico.

Actualmente, la familia Asensio es la que más capital tiene invertido en su SICAV, de nombre Platino Financiera y con 101,4 millones de euros. La empresa está presidida por Antonio Asensio Mosbah y cuenta como consejeros con su hermana, Ingrid Asensio, y con Manuel Jiménez-Díaz.

Según la última información pública sobre esta sociedad, al término del tercer trimestre de 2019 su rentabilidad era del 6%; y su capital había crecido en algo más de 6 millones de euros. La gran mayoría de sus inversiones corresponden a su cartera exterior. Una buena parte de su capital está distribuido en fondos de HSBC, Black Rock, JP Morgan, Fidelity y Merrill Lynch, entre otros.

Hay que recordar que hace casi un año que los Asensio se deshicieron del Grupo Zeta, que vendieron a Javier Moll en una operación que incluyó una quita del 70% de la deuda bancaria que tenía esta compañía, que ascendía a 100 millones de euros.

La SICAV de Ansón

Otro de los ‘popes’ mediáticos que conserva su SICAV es Luis María Ansón, que preside Yak Investment desde 2005. Como consejeros figuran su hija, Leticia Ansón Balmaseda, y Sara María Blanco Bravo.

Al término del tercer trimestre de 2019, su patrimonio era de 3,2 millones de euros, es decir, 300.000 euros menos que en 2018 y 1,2 millones menos que al término de 2016. La práctica totalidad de este capital está invertido en cartera exterior. En concreto, el 14,66% se encuentra en Schroder, el 13,41% en fondos de JP Morgan y el 12,72% en Black Rock.

Como gestora de este fondo figura UBS, mientras que su actividad está auditada por PwC.

La SICAV de la APM

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) mantiene la SICAV que abrió hace casi dos décadas, pese a que en alguna ocasión se ha debatido sobre su cierre, tal y como cuentan fuentes internas.

La sociedad APM 2001 SICAV, está presidida por Miguel Ángel Noceda, jefe de Economía de El País y vicepresidente para Asuntos Económicos de la asociación. La actividad de esta sociedad se inició durante la presidencia de Fernando González Urbaneja, con el objetivo de tratar de sacar rentabilidad de los fondos que tenía en tesorería esta agrupación de periodistas.

Actualmente está gestionada por Banco Santander y cuenta con unos fondos de 4,4 millones de euros. Al término del tercer trimestre de 2019, acumulaba una rentabilidad cercana al 8%. La mayor parte de su patrimonio se encuentra en cartera exterior.