Comunicación y Medios

Carlos Herrera se acerca a Àngels Barceló y Alsina supera los 1,3 millones de oyentes en el último EGM

Onda Cero cierra el año como la única cadena generalista de radio que crece

Carlos Herrera en la COPE. EFE

El último Estudio General de Medios (EGM) del año deja a Carlos Herrera en máximos históricos de audiencia para su programa. El locutor andaluz se queda a 252.000 oyentes tras sumar en este ejercicio 60.000 personas a su Herrera en COPE y recortar ventajas a la SER en la franja matinal, que baja 192.000, 2.819.000 oyentes. Por su parte, Carlos Alsina, con Más de uno en Onda Cero, sube 44.0000, con 1.351.000 seguidores, y Las Mañanas de RNE con Íñigo Alfonso y Pepa Fernández, se dejan un 1% hasta los 832.000 oyentes respecto a antes del verano. 

Se trata de un ejercicio que muestra una caída generalizada de oyentes en la radio española y en el que Onda Cero es la emisora que más crece hasta el 1.866.000 oyentes, 15.000 fieles más que en el último EGM y 74.000 más que hace un año.

En el conjunto de la parrilla, la Cadena Ser sigue liderando el panorama radiofónico con 4.067.000 fieles diarios. Por detrás, se mantienen la COPE con 3.411.000 oyentes, a menos de 600.000 del líder, Onda Cero con 1.866.000 y en cuarto lugar, RNE, con 1.096.000, que se aleja de sus datos anteriores a la pandemia, cuando tuvo 1,2 millones.

El horario vespertino cierra el año con caídas generalizadas en las principales emisoras más allá de los 4.000 oyentes que gana RNE con Tarde lo que tarde. La Ventana, en La Ser, pierde 82.000 fieles; La tarde de Cope, 105.000, y Julia en la Onda, en Onda Cero, 64.000.

Las noches de Hora 25, con Aimar Bretos al frente pierden 62.000 oyentes que le sitúan aún así líder de la primera parte de la noche con 989.000 oyentes. A sólo 60.000 se sitúa Ángel Expósito con La linterna de Cope tras cosechar 39.000 nuevos seguidores y Juan Ramón Lucas, con La Brújula en Onda Cero, que se queda en 307.000 tras bajar 9.000.

Manu Carreño recupera las noches deportivas

El Larguero de Manu Carreño recupera el liderazgo de las noches deportivas un año después de cedérselo a El Partidazo de COPE. El espacio de la Cadena Ser logra imponerse a su rival registrando 842.000 oyentes. El partidazo de Cope, presentado por Juanma Castaño cae hasta los 716.000 fieles, dejando por el camino a 109.000, lo que supone un descenso del 13,2% con respecto a los resultados de julio.

En cuanto a la nueva apuesta de Onda Cero por los deportes, ésta ha alcanzado los 530.000 oyentes el sábado y los 532.000 el domingo con Edu García al frente de Radioestadio. Por su parte, Radioestadio Noche, con Aitor Gómez, incrementa su audiencia en 68.000 personas, hasta los 269.000 seguidores.

Te puede interesar

Comentar ()