La familia de Maribel Tellaetxe, la mujer enferma de Alzheimer que solicitó por carta a sus hijos que la “dejaran marchar” cuando fuera incapaz de reconocerles, ha instado hoy a PP y Ciudadanos a que “no la obliguen a sufrir por ley”. Lo han hecho a las puertas del Congreso de los Diputados minutos antes de hacer entrega de 280. 000 firmas recabadas en favor de la despenalización de la eutanasia en España, junto las recogidas por la familia de Luis de Marcos, un enfermos de esclerosis múltiple fallecido en 21017. La familia Lorente Tellaetxe, de Portugalete, ha logrado recabar 188.000 firmas que se han sumado a las algo más de 97.000 aportadas por los familiares de Marcos, fallecido en mayo de hace dos años.

En su iniciativa han contado con el respaldo de todas las formaciones con representación en la cámara a excepción del Partido Popular y Cs a los que han acusado de estar paralizando en la mesa del Congreso la proposición de ley impulsada por el PSOE y “negociando con el dolor”. Antes de la entrega de las firmas han posado junto con el responsable de la Comisión de sanidad del PSOE, Jesús Mari Fernández, y el ex lehendakari Patxi López, así como representantes del PNV y EH Bildu.

Mi madre sufre por ley, es una atentado a los derechos humanos”

El caso de Maribel Tellaetxe se remonta a 2006, cuando después de habérsele diagnosticado Alzheimer y detectar que la enfermedad iba avanzando solicitó a su familia que no la dejarán vivir más cuando fuera incapaz de valerse por s misma y poderles reconocer. Hoy uno de sus tres hijos, Danel, ha comparecido ante los medios en el exterior de la Cámara Baja para asegurar muy emocionado que la enfermedad continúa avanzando y que en la actualidad su madre no se puede valer por si misma: “Ya no puede usar la razón, ni comunicarse con nosotros”. Ha señalado que su estado actual no es causa de la enfermedad sino que haberle “desprovisto de integridad física y mental” es responsabilidad del actual marco legal vigente en España: “Es el que le obliga a sufrir, sufre por ley, es un atentado a los derechos humanos”.

Atentado a la libertad

La familia considera que el bloqueo impulsado por PP y Cs es una imposición de “sus razones, sus religiones, como si fueran dogmas absolutos” en un Estado “aconfesional” en el que el peso de la Iglesia, han señalado, continúa siendo muy relevante: “Sólo pedimos que podamos ser libres  para decidir cuándo, cómo y por qué queremos marcharnos”. Ha apuntado que si mañana hiciera cumplir la última voluntad de su madre, el Código Penal les llevaría a prisión, “no somos libres para hacer cumplir la libertad de mi madre, es un atentado contra la libertad de los seres humanos”. Han añadido además que la despenalización de la eutanasia es una demanda que apoya “el 80% de la sociedad” por lo que se hace aún más incomprensible la posición de PP y Cs bloqueando en la Mesa del Congreso un cambio de la ley “que ni siquiera es mayoritaria entre sus votantes”.

En su pueblo, en Portugalete, el alcalde y el PSE impulsaron una declaración institucional secundando su reivindicación. En breve lo hará el Consistorio de Ermua, también en manos socialistas, y le seguirán el resto de ayuntamientos del PSE en Euskadi.

Maribel Tellaetxe tiene 78. Está atendida en su casa, donde recibe, los cuidados paliativos que le dispensa el Hospital San Juan de Dios de Santurtzi. Bajo su cama guarda su petición, una carta que aún lúcida escribió a sus hijos Danel, Ruth y David el 15 de diciembre de 2006, poco después del diagnóstico: Alzheimer. “Si empiezo a olvidarme de amar, también quisiera dejar de vivir”, decía, “si lo que me queda de vida va a dificultar la vuestra, no deseo seguir viviendo”. Y concluía: “Aunque no me entere, no sienta, no vea, no hable, no escuche… os seguiré queriendo, sois lo mejor de mi vida. Os quiero. Ama”.