La Consellería de Sanidad ha abierto una investigación para determinar el origen de una presunta intoxicación alimentaria que le costó la vida a una mujer de 46 años, horas después de comer junto con su marido y su hijo de 10 años en un restaurante de lujo de València, al que habían ido a celebrar el cumpleaños del esposo. Los tres sufrieron sendos episodios intensos de vómitos y diarrea, que la mujer no pudo remontar. Falleció de madrugada en su domicilio, en València.

El chef del restaurante Riff de Valencia, Bernd Knöller, ha anunciado que cierra el establecimiento hasta que se aclaren las causas de la muerte de la mujer. El cocinero, que ha manifestado su «profundo pesar» por lo sucedido, ha anunciado que ha tomado la decisión de que el restaurante permanezca cerrado «hasta que las causas queden establecidas y pueda reanudarse la actividad con plenas garantías, tanto para el personal como para todos los clientes».

Según informaciones recopiladas por la prensa local, la familia se empezó a sentir mal al poco de cenar. Pasaron el día siguiente con un fuerte gastroenteritis pero la madre empeoró por la noche. La mujer perdió el conocimiento y el marido llamó al Samu que una vez en el domicilio trató de reanimarla durante más de una hora, pero falleció sobre las seis de la madrugada.

Según ha podido saber el Información de Alicante, del estudio forense realizado ayer se desprende que todo apunta a una muerte por intoxicación, posiblemente alimentaria, aunque aún es pronto, ya que hay que esperar a los resultados de la batería de pruebas químicas, bacteriológicas, histológicas y toxicológicas para poner nombre y apellidos al causante de la muerte.

La Dirección General de Salud Pública ha puesto en marcha el protocolo correspondiente para que las subdirecciones de Seguridad Alimentaria y de Epidemiología investiguen si hay más afectados.