Un amplio dispositivo policial busca desde esta mañana en Godella (Valencia) a dos niños pequeños, una bebé de apenas unos meses y a su hermano de tres años y medio, desaparecidos en extrañas circunstancias.

Los hechos habrían ocurrido en la madrugada de este jueves, momento en que a los niños se les perdió el rastro después de una discusión de sus padres, que a estas horas se encuentran en dependencias policiales prestando declaración. Las autoridades han desvelado que ambos sufren problemas psiquiátricos.

Tal y como ha adelantado La Sexta, el padre ha declarado a la Guardia Civil que «están todos muertos» y que su esposa se había sumergido en una piscina para reencarnarse en sus hijos. Mientras tanto, la mujer, de 28 años, ha hablado de que «para resucitarlos hay que bucear». Por el momento no están detenidos al no existir constancia del hecho delictivo, y, como ha confirmado el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, su actitud es «poco colaborativa».

La voz de alarma la dio una vecina que llamó al 112 a las 8:30 horas de esta mañana después de haber visto a un hombre ensangrentado, semidesnudo y armado corriendo detrás de su mujer en Godella (Valencia).

Una patrulla se desplazó a la zona donde vivía la familia, donde encontraron restos de sangre por la piscina de la vivienda. En uno de los muros había una pintada, en la que se podía leer «vais a morir todos».

Según fuentes policiales, en un principio solo se encontró al padre que, al ser preguntado sobre el paradero de la madre y de los pequeños, se limitó a dar respuestas incoherentes. Por ello se dio por desaparecida también a la mujer, pero un perro del Servicio Cinológico de la Guardia Civil la encontró en una zona próxima a la vivienda desnuda y escondida en el interior de un bidón, al parecer para tratar de escapar de su marido.

Los pequeños fueron vistos por última vez el miércoles por la tarde, cuando una amiga de la pareja acudió a la casa para llevar comida. Los padres vivían como okupas en la mencionada vivienda del término municipal de Godella, próximo a Roccafort, y no disponen de vehículo, por lo que se les busca en los municipios cercanos.

La alcaldesa de la localidad, Eva Sanchis, ha informado que el dispositivo de búsqueda está compuesto por 110 efectivos, con participación de Policía Nacional y Local, Guardia Civil, voluntarios de Protección Civil, y bomberos con perros especializados en la búsqueda de personas tanto vivas como fallecidas ya que, a esta hora, se manejan ambas hipótesis.

Las pesquisas se han hecho extensivas a varios pozos del término municipal y se prevé la intervención de especialistas de Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil, que podría participar en la apertura de un pozo que, según recoge Europa Press, habría sido sellado con candados.