Sociedad

Los bomberos logran extinguir el fuego y Francia investiga ya las causas del incendio

Los bomberos aseguran que las llamas están "completamente bajo control" tras una larga noche de trabajo

Estado de Notre-Dame de París tras el incendio.

Estado de Notre-Dame de París tras el incendio. EFE

Una larga noche de trabajo ha conseguido frenar definitivamente el avance de las llamas en la Catedral de Notre-Dame, después del pavoroso incendio que ayer destruyó parcialmente uno de los monumentos más visitados del mundo. «El incendio está completamente bajo control», ha asegurado Gabriel Plus, portavoz de los bomberos de la capital francesa, que reconocía que aún quedan algunos focos residuales por extinguir.

A lo largo de la mañana de este martes, las autoridades francesas van a celebrar una reunión para calibrar el estado del incendio y valorar si los bomberos pueden acceder al interior del tempo para continuar los trabajos de extinción de las llamas. Una de las dudas fundamentales en este momento es cómo resistirá la estructura de la catedral de Notre-Dame.

La fiscalía parisina ya investiga las causas del siniestro, aún sin determinar pero cuya primera hipótesis está relacionada con las obras de restauración que se desarrollaban estos días en el templo. La oficina fiscal de París ha abierto una investigación al jefe de los trabajos de restauración por  «destrucción involuntaria por fuego», que espera concretar más detalles a partir de hoy ya con el incendio extinguido.

El fuego salvaje, declarado en la tarde de ayer, ha provocado la movilización de más de 400 bomberos que finalmente han conseguido controlar el fuego para lograr preservar la fachada y buena parte de la estructura de piedra del templo, según ha informado el ministerio del Interior. Uno de los bomberos ha resultado herido grave en las labores de extinción.

El secretario de Estado de Interior del Gobierno francés, Laurent Nuñez, ha dado por «salvada» la estructura de la Catedral de Notre Dame gracias a los esfuerzos de los bomberos que han logrado limitar los daños causados por el grave incendio que ha devastado toda la cubierta del edificio.  «El fuego ha disminuido en intensidad, por lo que podemos pensar que la estructura de Notre Dame está salvada, en especial el campanario norte», ha afirmado Nuñez en declaraciones recogidas por la prensa francesa.

Así, la estructura de Notre Dame «ha sido salvada y preservada en su totalidad», según Nuñez, responsable de los bomberos que trabajan en la extinción. En cambio, ha confirmado que dos tercios de la cubierta han quedado totalmente destruidos, incluida la emblemática aguja de la catedral.

Tras el llamamiento de Emmanuel Macron a hacer una colecta nacional e internacional para restaurar la catedral, Francois-Henri Pinault, dueño del imperio del lujo Kering que incluye marcas como Gucci o Balenciaga, anunció que donaría 100 millones de euros para tal labor. Por su parte, la región de Île de France lanzará 10 millones de euros en ayuda de emergencia.

A lo largo de la noche, centenares de parisinos y de turistas se han congregado en los alrededores de la catedral para una vigilia en la que se han entonado cánticos religiosos como tributo al templo destrozado por las llamas.

Comentar ()