Sociedad

El fuego envuelve Notre Dame pero los bomberos salvan la fachada

Notre-Dame ardiendo a vista de dron.

Notre-Dame ardiendo a vista de dron.

La aguja ha caído. El techo se ha desplomado. Las llamas amenazaban las torres principales y el histórico rosetón que adorna la emblemática fachada de Notre-Dame, en llamas desde la tarde de este lunes por un incendio de causas desconocidas que ha sacudido París, Francia y Europa. Un fuego salvaje contra el que apenas han podido reaccionar los más de 400 bomberos que forman el operativo, que finalmente han conseguido controlar el fuego para lograr preservar la fachada y buena parte de la estructura de piedra del templo, según ha informado, con cautela, el ministerio del Interior.

Tras alertar, pasadas las 10 de la noche, de que no podían parar el avance de las llamas el jefe del operativo avisó de que los próximos 90 minutos iban a ser «cruciales» para salvar lo que quedaba de Notre-Dame, con varias torres principales en riesgo de derrumbe. Finalmente Notre-Dame «está a salvo», según reconocía un jefe de bomberos. Uno de ellos ha resultado herido en las labores de extinción.

Según Reuters, la cubierta de la catedral se ha desplomado pasadas las ocho de la tarde, poco después de la caída de la aguja, permitiendo el avance de las llamas hacia el interior del templo. Cabe recordar que la gran mayoría de la estructura de Notre-Dame está compuesta de madera, lo que permite el avance rapidísimo del fuego.

La perdida patrimonial es incalculable. El golpe emocional también es enorme para un país que ha mirado con orgullo hacia Notre-Dame durante 850 años, a través de revoluciones y dos guerras mundiales. Un incendio, causado por maquinaria de restauración según las primeras hipótesis, puede haber destruido todo ese legado.

Los daños estructurales son totales, pero medios franceses reportan que los protocolos de emergencia habrían permitido salvar parte del patrimonio artístico principal que alberga el reciento, uno de los más visitados anualmente a nivel mundial.

Según ha informado el periodista Nicolas Delesalle, citando a un párroco de la catedral, «todas las obras de arte están a salvo». Notre-Dame era hogar de importantes reliquias del cristianismo como la corona de espinas de Jesucristo, fragmentos de la Vera Cruz o clavos pertenecientes a la crucifixión. Además, la catedral alberga innumerables obras de arte. Se teme sin embargo por la integridad del coro y de bastiones artísticos y arquitectónicos como el órgano y el rosetón.

https://twitter.com/KoliaDelesalle/status/1117865987670364160

La casualidad también ha querido que 16 de las esculturas que adornaban la icónica aguja, ya caída, fueran retiradas hace semanas para trabajar en su restauración.

Comentar ()