Sociedad

El juez que investiga el amaño de partidos cita a Petón para declarar por el Huesca-Nástic

José María Martín Petón, junto al presidente del Huesca, Agustín Lasaosa.

José María Martín Petón, junto al presidente del Huesca, Agustín Lasaosa. EFE

El juzgado de Instrucción número 5 de Huesca ha citado a declarar en condición de testigo al empresario, representante y periodista José Antonio Martín Otín ‘Petón’, según ha adelantado El Confidencial, para que declare en relación con el partido disputado en mayo de 2018 entre el Huesca y el Nástic de Tarragona, de cuyo amaño sospecha la Policía. Petón es el presidente de la Fundación Alcoraz, máxima accionista de la Sociedad Deportiva Huesca, cuya sede ha registrado durante todo el día la Policía en el marco de la ‘operación Oikos’ que investiga una trama de amaños en Primera, Segunda y Tercera División.

Entre los detenidos en la operación se encuentra el presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, y el jefe de los servicios médicos del club, Juan Carlos Galindo. También el actual jugador del Deportivo de la Coruña Íñigo López, que hasta la temporada pasada ejerció como baluarte del Huesca que logró el ascenso.

El partido que desencadenó la denuncia de LaLiga y el inicio de la investigación policial se produjo en la última jornada de la pasada temporada de Segunda División. Los sistemas de alarma detectaron un volumen inusualmente alto de apuestas que apuntaban al empate al descanso y la victoria final del Nástic, como así se produjo (0-1). El Huesca, ya ascendido, no se jugaba nada, mientras que el Nástic necesitaba la victoria para pelear por la salvación.

Tanto la Liga como la Policía han confirmado que este es uno de los partidos que se investigan en la trama, en la que también han sido detenidos otros exfutbolistas como Raúl Bravo, Carlos Aranda y Borja Fernández, que se despidió como capitán del Real Valladolid hace unas semanas.

En este sentido, durante las últimas horas se ha especulado con que la Policía estuviera investigando el partido de la última jornada de Liga entre Valladolid y Valencia, en el que venció el conjunto ché con dos goles fruto de errores defensivos del equipo local. Sin embargo, la Liga ha desmentido que sea uno de los partidos denunciados y ambos clubes han amenazado con medidas legales contra quienes insinúen su implicación en la trama. Argumentan, además, que el visionado del partido despeja cualquier duda: el Valladolid atacó constantemente e incluso estrelló varios tiros en el palo.

El abogado de Borja Fernández ha asegurado que su cliente se encuentra superado por la situación, al tiempo que ha pedido apoyo al club y confianza a la afición. Según fuentes cercanas al jugador, la Policía está especialmente interesada en su estrecha relación con Raúl Bravo, a quien se apunta como presunto cabecilla de la trama.

Comentar ()