El caos se ha apoderado este viernes de varias ciudades de Reino Unido, incluida Londres, después de registrarse un fallo eléctrico que ha provocado un apagón generalizado en el suroeste del país, según informan varios medios británicos.

Como consecuencia del corte de electricidad se están produciendo cortes e incidencias en el tráfico en carretera, servicio de trenes, aeropuertos y metro. Al menos la línea de metro Victoria ha suspendido sus viajes y, según afirma The Guardian las líneas ferroviarias de Gatwick Express, Southern y Thamesling están sufriendo retrasos y cancelaciones.

También en el aeropuerto de Newcastle se ha registrado un apagón que ha dejado a oscuras a los pasajeros, si bien los tres aeropuertos londinenses no han registrado incidencias.

El operador de red de distribución de electricidad de la zona, UK Power Networks, ha informado a través de Twitter que el problema ha sido causado por «un fallo en la red National Grid». Por su parte, Western Power Distribution, que suministra energía en la zona centro del país, ha especificado que se han producido «incidentes importantes en la infraestructura nacional de electricidad».

Según apuntan medios locales, el servicio eléctrico se restableció pasadas las 18:30 horas de la tarde, recuperándose la normalidad de forma paulatina.