La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha adelantado que el gran incendio forestal que afecta a la isla de Gran Canaria desde el pasado sábado se declarará como estabilizado en la tarde de este miércoles. Así lo ha puesto de manifiesto durante una rueda de prensa junto al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, donde agradeció el «magnífico trabajo» que han hecho y siguen haciendo los servicios de extinción. De igual modo, comentó que durante la jornada también se podrían culminar los realojos de las personas que continúan sin poder regresar a sus casas, al tiempo que indicó que tanto la UME como las fuerzas armadas seguirán en la isla colaborando «en lo que haga falta».

El presidente de Canarias ha informado a través de su cuenta de Twitter que el fuego comenzó a remitir esta madrugada después de tres jornadas completas ardiendo sin posibilidad de control y ha perdido potencial, aunque ha arrasado ya más de 12.000 hectáreas.

Las primeras noticias de este martes sobre la situación del fuego indicaban además que no ha entrado en la Reserva Natural de Inagua, un valioso espacio natural que ya se quemó en el gran incendio de 2007, donde el pinzón azul de Gran Canaria (especie exclusiva de la isla y en peligro de extinción) tiene uno de sus últimos reductos.

Respecto a las alrededor de 10.000 evacuaciones que se han realizado desde que el sábado comenzó el fuego, el presidente canario señaló en una rueda de prensa celebrada este martes, que de confirmarse la estabilización del frente norte del fuego, hoy mismo sería posible que parte de los desalojados pudieran volver a sus viviendas. No obstante advirtió que solo se permitirá el regreso cuando esté garantizada la seguridad y señaló que los vientos alisios que comenzarán a soplar en las próximas horas beneficiarán al flanco norte del fuego pero perjudican al sur.

Durante esta noche han trabajado para extinguir el incendio un total de 475 efectivos, de los cuales más de 200 trabajan directamente en las tareas de extinción y a los que se suman los medios de protección civil de los municipios afectados.

El riesgo de las últimas noches era que el fuego se introdujese en la zona de Inagua, informó el presidente, quien precisó que de las hectáreas afectadas 2.000 corresponden al parque natural de Tamadaba, donde queda entre un 20 y un 25 por ciento de su vegetación sin afectar.

Incendio en el municipio de Valleseco

Incendio en el municipio de Valleseco EFE

Durante la jornada del lunes los aviones FOCA realizaron un total de 133 descargas sobre el incendio, habiéndose vertido sobre más de un millón de litros de agua sobre el fuego que, a pesar de ello, aumentó su perímetro de 60 a 78,8 kilómetros.

“Cada vez aumenta más el perímetro pero hay zonas más tranquilas”, destacó el técnico de Emergencias del Cabildo de Gran Canaria, Federico Grillo, quien ha explicado que la cabeza del incendio podría verse impulsada por el viento.

Un total de 2.144 construcciones, lo que engloba viviendas, estanques o cuartos de apero, se encuentran dentro del perímetro de este incendio y, según el censo, han sido desalojadas de sus hogares unas nueve mil personas.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, anunció que a partir del lunes estaría operativo un módulo de drones que fotografiará las zonas desde el aire a tiempo real y que contribuirá a las tareas de extinción.

Además el martes llegaron a Gran Canaria dos nuevos helicópteros Kamov y un avión que ayudará a coordinar el conjunto de medios aéreos de los que ahora mismo dispone la isla para luchar contra el desastre medioambiental.

“Es el incendio más importante en España durante este año”, añadió el ministro, quien también ha agradecido la labor de quienes luchan contra el incendio y de quienes contribuyen a evitar males mayores.