Dos empleados del Zoo de Madrid han sido condenados a un año y dos meses de prisión y a ocho meses, respectivamente, por estafar a la empresa al quedarse con 209.860 euros de una de las taquillas, que manipularon para que no registrara la recaudación durante más de mes y medio.

La sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Madrid, a la que ha tenido acceso Efe, considera probado que Juan José E. del M., jefe de operaciones del zoológico, y Diego F. F., subordinado suyo, urdieron un plan para hacerse con la recaudación de la taquilla número 2, en la que instalaron un disco duro clonado.

De ese modo, entre el 12 de abril y el 31 de mayo de 2014 lograron hacerse con la recaudación por la venta de entradas por importe de 209.860 euros. A Diego F.F., condenado a un año y dos meses de cárcel, solo se le aplica la atenuante de confesión. El primero es condenado además a cuatro meses de multa con una cuota diaria de seis euros y el segundo a la misma multa, pero durante seis meses.

Ambos, de forma conjunta y solidaria, deben restituir a la empresa el dinero que falta hasta alcanzar la cifra total de la estafa. Los dos reconocieron los hechos y Juan José E. del M., encargado de organizar la entrada al recinto por las taquillas, manifestó que había ideado el fraude porque el director de explotación y luego gerente del Zoo le trataba «como un tirano» y quería que le echaran.

Eligió la taquilla número 2 debido a su ubicación y a que ya había dado problemas técnicos en el pasado, según explicó durante el juicio, y sumó a su plan a Diego porque él carecía de los conocimientos informáticos necesarios para perpetrar el fraude.

En la vista oral señalaron que se habían hecho con 103.225 euros, la cantidad devuelta, pero el tribunal, apoyándose en los informes periciales aportados a la causa, considera que probado que fue más del doble, un dato que ve «irrefutable».

La acusación particular solicitaba para los acusados la pena de cinco años de prisión y sostenía que la estafa había superado el millón de euros. La Fiscalía pedía para ambos dos años de prisión.